22/12/2019 Venezuela

El chavismo acus de injerencia a Bachelet y Borrell por su defensa de un diputado preso

A través de un comunicado de su cancillería, la administración de Nicolás Maduro rechazó “de manera categórica” las declaraciones de ambos funcionarios, a las que juzgó “inaceptables intromisiones en asuntos internos de un Estado soberano”.


El gobierno chavista de Venezuela repudió este domingo las declaraciones “injerencistas” de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el canciller de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, quienes cuestionaron la detención, por tercera vez, en menos de tres años, de un diputado opositor.

“A través de posiciones injerencistas como las expuestas, estos organismos pretenden interferir en los procesos que adelanta el sistema de justicia venezolano para salvaguardar las instituciones democráticas y la paz social”, dijo la nota.

La cancillería agregó que “la obsesión que ambas instancias internacionales denotan con respecto a Venezuela refleja un inaudito sesgo y una evidente carencia de rigor diplomático y profesional”, según las agencias de noticias EFE y Europa Press.


Bachelet y Borrell cuestionaron ayer la detención del diputado Gilber Caro y de un asistente suyo, realizada el viernes por efectivos de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), según denunció Voluntad Popular (VP), el partido del legislador.

“Instamos a las autoridades a respetar su derecho al debido proceso y abstenerse de actos intimidatorios contra miembros de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) por el ejercicio de sus derechos”, escribió Bachelet en su cuenta en Twitter.

En tanto, Borrell dijo que las detenciones de Caro y su asistente eran “inaceptables” y “suponen un grave lastre para una solución política a la crisis” venezolana.

Es la tercera vez en menos de tres años que el gobierno chavista captura a Caro, quien estuvo preso entre enero de 2017 y junio de 2018, y entre abril y junio de este año, sin que fuera condenado.

La primera vez fue acusado de traición a la patria y robo de armas a las fuerzas armadas, y la segunda, de haber violado su régimen de presentación ante las autoridades tras su excarcelación.