14/12/2019 opinin

El feminismo entr a la Casa Rosada

"Ni Una Menos debe ser una bandera de toda la sociedad", dijo el presidente Alberto Fernández en su discurso de asunción, prometió poner "en primer plano" los derechos de las mujeres y sostuvo que "el Estado debe reducir drásticamente la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación". Al respecto opinó para Télam Raquel Vivanco, quien preside el Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven y es referente de Marea, definido como un Movimiento Feminista, Popular y Disidente.

Raquel  Vivanco

Por Raquel Vivanco

El presidente electo Alberto Fernández habló en su discurso inaugural del feminismo como uno de los movimientos sociales más importantes de este tiempo, lo equiparó al movimiento ambientalista y al juvenil. Éste sin dudas es un reconocimiento a la histórica lucha de los feminismos que irrumpimos masivamente en las calles en los últimos años con los masivos reclamos por el #NiUnaMenos y #AbortoLegal impulsado por la marea verde.

Fue muy claro al decir que el contexto actual reclama enfáticamente esfuerzos para poner en un primer plano los derechos de las mujeres, al mismo tiempo que asumió el compromiso como jefe del Estado de ponerse al frente de nuestras demandas.

También mencionó que las mujeres jóvenes son quienes se encuentran más desempleadas, encabezando los altos índices de desocupación que nos deja el gobierno saliente, y puso en agenda como tema prioritario abordar desde el Estado soluciones para que las tareas de cuidado, haciendo referencia al trabajo invisibilizado del hogar, dejen de recaer principalmente en nosotras. Junto con la problemática de la violencia machista, a la que se refirió diciendo que el Ni Una Menos debe ser una bandera de toda la sociedad y de todos los poderes de la república, son sin dudas temas que venimos reclamando desde el feminismo y necesitan de un Estado presente.

De la mano de estos importantes anuncios, la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, nos habla de que los mismos van allá de las palabras y comienzan a concretarse en políticas de Estado, la jerarquización de las políticas públicas es determinante para abordar y terminar con el flagelo de la violencia machista, no será tarea fácil, necesitamos de un cambio cultural profundo pero que el motor de ese cambio sea el Estado es un buen punto de partida. Apostamos a que el flamante Ministerio tenga un rol central en la transversalización de las políticas en todo el territorio nacional en la etapa que se abre.

"Salud es Ministerio" es otra de las banderas que volvió a estar en alto. La salud como derecho inalienable de nuestra sociedad y junto con el Ministerio el primer anuncio en Casa Rosada fue la actualización y jerarquización del Protocolo ILE, compromiso asumido por el actual Ministro Ginés González García de la mano de garantizar derechos vigentes desde hace 100 años en sintonía con avanzar en la legalización del aborto en la Argentina, tal como lo dijera el actual presidente en distintas oportunidades.

Estamos frente a una oportunidad histórica, por primera vez el feminismo entró por la puerta grande al gobierno, tenemos la responsabilidad de generar las condiciones para transformar en un sentido de justicia social y felicidad la realidad de más del 50% de la población.


(*) Presidenta del Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven. Referente de Marea Feminista Popular y Disidente.