13/12/2019 Argelia

Miles de personas abuchean en las calles al nuevo presidente, tras las polmicas elecciones

Al grito de "fuera Tebboun" y "un cambio significa un cambio", los manifestantes desfilaron por el centro de Argel en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.


Miles de personas salieron a las calles de Argelia por 43º viernes consecutivo para reclamar una verdadera transición política en el país y rechazar la elección del nuevo presidente, Abdlemajid Tebboun, ganador de los polémicos comicios celebrados este jueves entre protestas populares y con la mayor abstención de la historia.

Al grito de "fuera Tebboun" y "un cambio significa un cambio", los manifestantes desfilaron por el centro de Argel en medio de un fuerte dispositivo de seguridad integrado por cientos de antidisturbios, decenas de vehículos militares, policías infiltrados y dos helicópteros.

"Lo que ayer pasó es una farsa. Venció el boicot y ganamos al demostrarles que no queremos sus votos. Esta es la verdadera opinión del pueblo argelino", manifestó uno de los asistentes, citado por la agencia de noticias EFE.

Con una abstención récord del 60,17%, la legitimidad de estas presidenciales ha sido fuertemente golpeada y deja ante una compleja situación al gobierno de Tebboun.

Lo que el jueves pasó es una farsa. Venció el boicot y ganamos al demostrarles que no queremos sus votos. Esta es la verdadera opinión del pueblo argelino


El boicot fue impulsado por el denominado Hirak, el movimiento de protesta popular que sacude al país desde febrero y que en abril pasado logró forzar la renuncia de Abdelaziz Bouteflika, tras 20 años en el poder.

Desde entonces, cada martes y cada viernes el Hirak exige el desmantelamiento total del sistema que gobierna el país desde la independencia en 1962.

Para los manifestantes, la victoria de Tebboun, ex jefe de gobierno bajo el interrumpido y último mandato de Bouteflika, permitirá a ese mismo "sistema" regenerarse.

Según la Autoridad Nacional Independiente Electoral (ANIE), el ex premier de 74 años logró el 58,15% de los sufragios y evitó así una segunda vuelta.

Por detrás quedaron el candidato islamista moderado Abdelkader Bengrina con un lejano 17,38%, el también ex primer ministro Ali Benflis con 10,55%, el ex titular de Cultura Azzedine Mihoubi con 7,26% y en ultimo lugar Abdelaziz Belaid, líder del Frente Al Mustakbal con 6,66%.

"Agradezco a todos los argelinos por la gran confianza que me brindan y los invito a estar vigilantes y comprometidos para construir juntos la nueva Argelia", tuiteó Tebboun tras su victoria.

El presidente electo, que se curtió en la política como gobernador en distintas provincias, llega con la etiqueta de ser un oficialista próximo al jefe del Ejército y nuevo hombre fuerte del país, el general Ahmed Gaïd Salah.

Tebboun es un hombre preparado para introducir los cambios necesarios en la frágil economía argelina, sumida en una aguda crisis, "para que nada en el sistema realmente cambie", según denunció la oposición.

Ya lo intentó en mayo de 2017 al asumir la jefatura de gobierno, pero su aventura apenas duró tres meses luego de ser sustituido por Ahmed Ouyahia, el hombre más próximo al llamado "clan Bouteflika", condenado esta semana a 15 años de cárcel por corrupción.

Parte de la reforma económica impulsada entonces por Tebboun -la flexibilización del mercado energético y la apertura a préstamos internacionales para frenar el impacto del desplome de los precios del petróleo- están contemplados en los presupuestos generales del Estado para 2020, firmados por su predecesor.
etiquetas