12/12/2019 Konex

Explosivo debut de la banda australiana Hiatus Kaiyote en la Argentina

Con la voz al frente de su gran vocalista y guitarrista Nai Palm, el cuarteto surgido en Melbourne se lució en la Ciudad Cultural Konex, donde dejó marcados algunos de los atributos que la distinguen desde su aparición en 2011 y que la sitúan en un lugar destacado dentro de las corrientes más inquietas de la escena de la música industrial internacional.

La banda australiana Hiatus Kaiyote debutó anoche en la Argentina con un explosivo show en la Ciudad Cultural Konex, donde dejó marcados algunos de los atributos que la distinguen desde su aparición en 2011 y que la sitúan en un lugar destacado dentro de las corrientes más inquietas de la escena de la música industrial internacional.

Con la voz al frente de su gran vocalista y guitarrista Nai Palm, el cuarteto surgido en Melbourne desplegó una sonoridad astillada por infinidad de influencias contemporáneas, que parten desde una base de un nuevo jazz rock para desde allí buscar conexiones y puntos de inflexión con las nuevas variantes de la black music: el neosoul y el hip hop en su vasta y extendida geografía musical.

Hiatus Kaiyote lleva la marca de la voz aguda, muy jazzística, dulcemente rasposa y de melodía extrema para atar los cabos sueltos de la polirritmia que ensaya el combo pero no se limita a su vocalista y frontwoman, Nai Palm.

Hiatus Kaiyote - Nakamarra


Todos los músicos son centrales: Paul Bender marca desde el bajo la huella sobre la que todos descansan, Perrri Moss con gran manejo de la batería y variantes múltiples acompaña o entrecorta siempre con papel protagónico y Simon Marvin en teclados y sintetizador no solo armoniza con delicadeza y sonoridad espacial sino que crea un clima enrarecido y flotante sobre el cual todo encuentra posibilidades expansivas.

Al calor del público argentino y por la adrenalina del vivo, el combo es bastante más salvaje e intervenido ruidosamente en vivo que en el registro discográfico, donde todo es más aplacado y ensoñador. De cualquier modo, nunca pierde la conexión galáctica que cultiva como sello propio.

Por la amenaza de tormenta y el viento que se desató sobre el filo de la noche, el show se trasladó del patio de la Konex al espacio cubierto Futu Rock, con lo cual hubo mayor concentración de gente, un clima más espeso y más calor, conspirando contra la frescura de un show a cielo abierto como era la idea original.

Luego de una introducción, el grupo arrancó con "Laputa", de su segundo y último álbum de estudio ("Choose Your Weapon", de 2015), y luego apareció la muy bella y ensoñadora "Mobius Streak", del disco debut "Tawk Tomahawk" de 2012.

Los temas del segundo álbum se tocaron casi todos: "Creations", Molasses", "The Lung", "By Fire" entre otros, hubo registros nuevos y vuelta también a su primer trabajo como el cierre con "Nakamarra".

etiquetas