03/12/2019 pedofilia

El juez que conden al pediatra Russo valor el "doble valor pedaggico" del fallo

En diálogo con Télam, el magistrado Gonzalo Rua, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 de la justicia porteña señaló que la sentencia en un debate oral y público tiene un valor educador para que el público conozca la gravedad de los delitos.


El juez que condenó a Ricardo Russo, ex pediatra del Hospital Garrahan, en uno de los juicios más resonantes del año, destacó el "doble valor pedagógico" de una sentencia cuando es producto de un debate oral y público, dado que educa en "la gravedad de los delitos" pero también en las ventajas de una justicia "de cara a la comunidad".

"Lamentablemente en el fuero federal estamos acostumbrados a otra forma de resolver, una forma encriptada que no explica qué hechos se dan por acreditados y por qué", dijo en una entrevista a Télam Gonzalo Rua, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 de la justicia porteña.

Justamente la oralidad, es decir, la exigencia de que todas las decisiones se adopten en el marco de audiencias y se comuniquen verbalmente en lugar de tomarse a puertas cerradas y por escrito, es una de las innovaciones que incorpora el nuevo Código Procesal Penal Federal aprobado hace 4 años que hasta el momento solo rige en Salta.

"En los sistemas de justicia más modernos, como es el caso de la de la ciudad de Buenos Aires, de muchas provincias y la mayoría de los países de Latinoamérica, el juez debe resolver de cara a la comunidad", señaló Rua.

"Esto tiene un doble valor pedagógico, porque permite entender la gravedad de las conductas (juzgadas), pero también reconocer que los jueces estamos obligados a fundamentar oralmente y con un lenguaje llano nuestras decisiones", agregó.

Ese valor pedagógico en el primer sentido se vio en la sentencia contra el ex jefe de Inmunología y Reumatología del Garrahan Ricardo Russo, condenado por Rua a 10 años de prisión por ser responsable de tenencia, producción y distribución de "representaciones de menores de trece años dedicados a actividades sexuales explícitas" e imágenes de sus genitales "con fines predominantemente sexuales".