29/11/2019 Subte

La lnea B estuvo interrumpida por "agresiones al personal"

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) dio por concluida a las 13 el paro que interrumpió el servicio en la mañana debido a una agresión sufrida por empleados que se negaron a manipular material con asbesto.

La Lnea B del Subte est interrumpida hasta las 13 por "agresiones al personal".

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) dio por concluida a las 13 el paro que interrumpió el servicio de la Línea B en la mañana debido a una agresión sufrida por empleados que se negaron a manipular material con asbesto. Según confirmaron fuentes gremiales, el levantamiento de la medida de fuerza se tomó tras la realización de una asamblea de trabajadores de esa línea.

AGTSyP le exigió al Gobierno de la Ciudad y a Metrovías que "tomen las medidas que sean necesarias para evitar situaciones de violencia como las que sucedieron durante la madrugada y que garantice las condiciones de seguridad a cada trabajador en el ámbito del subterráneo".

Mientras tanto, los trabajadores del subterráneo anticiparon que continuaran en "Estado de asamblea permanente" en función de las agresiones padecidas en la madrugada por uno de sus afiliados.

"Recordamos que durante la madrugada una patota ingresó al Taller Rancagua, donde sus trabajadores se abstienen de realizar tareas en piezas contaminadas con asbesto, y luego de insultar a varios de ellos comenzó a agredirlos y lesionarlos físicamente, llegando a empujar a uno de ellos hacia las vías en una zona donde el tercer riel se encuentra electrificado", indicó el gremio a través de un comunicado.

Lamentamos las molestias ocasionadas por esta medida y esperamos que no se repitan este tipo de ataques a nuestros compañeros

Comunicado de la AGTSyP

Por su parte, la empresa Metrovías calificó la medida de fuerza como "intempestiva", ya que "impidió esta mañana el normal inicio del servicio de la Línea B".

"El servicio estuvo afectado desde su inicio, a las 5.30, hasta las 13. La sorpresiva medida de fuerza se originó en un conflicto ocurrido anoche en un taller de mantenimiento, entre trabajadores afiliados a AGTSyP y otros afiliados a UTA (Unión Tranviarios Automotor), sindicatos que cuentan con representación en el subte", explicaron desde la concesionaria.

Para Metrovías, "estas situaciones de tensión se originan en las diferentes posiciones de ambos sindicatos con relación a la problemática del asbesto". "Una parte de los empleados del sector trabaja normalmente, aplicando protocolos de seguridad y utilizando elementos de protección personal, y otros se niegan a realizar tareas, situación que se encuentra en discusión con intervención de las autoridades laborales", justificaron.

La empresa aseguró que se inició "un sumario interno y las investigaciones delimitarán tanto las responsabilidades de los involucrados en esta situación como las sanciones que pudieran corresponder".