20/11/2019 estreno

Sarqus propone unas entretenidas "Instrucciones para la poligamia"

Llega a las pantalla grande el tercer largomentraje de Sebastián Sarquís, en el que indaga sobre las conductas en el marco de las nuevas percepciones sociales sobre el género.

El cineasta Sebastián Sarquís estrenará su tercer largometraje “Instrucciones para la poligamia”, una comedia romántica protagonizada por Marcelo Mazzarello, Anita Pauls, Fabiana García Lago y Guillermo Pfenning que inscribió “en esta especie de revolución femenina y de crisis de la masculinidad”.

El director sostuvo durante una entrevista con Télam que “lejos de cualquier oportunismo ya que este fue un proceso que llevó casi cinco años, fuimos modificando algunas cuestiones de la historia porque el mismo entorno no los pedía con sus propias novedades”.

El también autor de “El mal del sauce” (2010) y “Yarará” (2015), ejemplificó que el trabajo para el filme a partir del guión de Gustavo Cornillon “fue anterior al auge mediático de algunas cuestiones como las parejas abiertas, los cambios de paradigma en los vínculos y las nuevas formas de familia, ya que se trata de planteos que son inherentes al ser humano”.

“Instrucciones para la poligamia” cruza las vidas del matrimonio de Fabiana (García Lago) y Chiche (Mazzarello) con la mejor amiga de ella (Pauls) y el veterinario Lolo (Pfenning) a raíz de una serie de sucesos fortuitos.

En tono de comedia y con no pocos enredos, la película aborda el deseo de Fabiana por quedar embarazada y la decisión de hacer lo necesario para lograrlo en una vorágine que arrastrará al resto del cuarteto involucrado.

Télam: ¿Cómo se vinculan estas “Instrucciones...” con el resto de su filmografía?
Sebastián Sarquís: Aunque nunca había hecho comedia, siento que en el fondo siempre hay como un hilo conductor que es el que me impulsa y me lleva a contar estas historias. En este caso encuentro que la película tiene muchas capas y va encontrando lo que me gusta decir en relación a la comunicación.

T: ¿Desde el inicio se perfiló como una película basada fuertemente en las actuaciones?
SS: Absolutamente es una película basada en las actuaciones y gran parte del peso del relato está puesto en ellos que lo sostienen de manera fantástica. Mazzarello fue el primero que llamamos y enseguida se sumó Fabiana, dos actores que tienen un gran vínculo con un tipo de humor que es el que a mí más me atrae.

T: ¿Qué balance hace de la experiencia?
SS: Fue muy bueno ya que a partir del guión que para mí es siempre una escritura provisoria y fue mutando, hicimos un trabajo previo con el elenco para que se familiarice con los textos y con los personajes. Y los actores y las actrices han tenido una gran generosidad para tirarse a la pileta porque el humor de la película muchas veces raya con el absurdo.