14/11/2019 ciudad de buenos aires

Desbaratan dos grandes bandas de motochorros y anuncian que ese delito baj un 54%

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que dos grandes bandas de "motochorros" -hubo 24 detenidos, la mitad, ciudadanos colombianos- fueron desmanteladas en más de 40 allanamientos. Realizaban salideras bancarias en el microcentro porteño y tras el robo, huían en motos.


Veinticuatro acusados de integrar dos grandes bandas de motochorros -la mitad de ellos ciudadanos colombianos- que operaban en el microcentro porteño fueron detenidos en 40 allanamientos y, según autoridades del Gobierno de la Ciudad, entre enero y octubre de este año disminuyeron 54 por ciento los delitos cometidos bajo esa modalidad.

 A la “Banda de Cami” y la de “Chilli”, como se las conocía, se le atribuyen 29 robos y salideras bancarias que se iniciaban con seguimientos en el microcentro porteño y terminaban en otros barrios de la ciudad o en el conurbano.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció en una conferencia de prensa que “de enero al cierre de octubre vienen bajando 54 por ciento los casos de delitos cometidos por gente en motos, los llamados motochorros”.

 A su vez, el vicejefe de gobierno a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, explicó que para combatir a los motochorros crearon en febrero pasado “una fuerza especial” y que junto al trabajo de los detectives de “investigaciones y Robos y Hurtos” de la Policía de la Ciudad, “dio resultado” y se pudo desbaratar “a dos bandas de delincuentes que trabajaban en el microcentro”. “Lo pudimos hacer porque tenemos planificación, actitud de la policía y sobre todo mucha tecnología”, señaló Santilli y mencionó “el Anillo Digital que monitoreó las 73 entradas y salidas de la ciudad, las casi 10.000 cámaras en la ciudad y las de los colectivos” que comprenden “un sistema integrado de seguridad”.

El secretario de Seguridad, Marcelo D'Allesandro, explicó que para desbaratar a las bandas se realizó "una investigación de casi tres meses, con muchas horas de filmación”. En los 40 allanamientos que se realizaron “en la provincia y en la ciudad” se secuestró “mucho material que sirve para la investigación”.

 Según fuentes de la pesquisa, si bien las cúpulas de ambas bandas eran diferentes, utilizaban en algunos casos a los mismos delincuentes y tenían el mismo modus operandi: contaban con inteligencia previa, “marcadores”, ladrones y choferes de motos.

Sus objetivos estaban focalizados en los estacionamientos del microcentro -avenida Corrientes y Maipú o la misma avenida y Reconquista-, desde donde los damnificados eran “marcados” al momento de retirar el vehículo, seguidos durante un trayecto y sorprendidos en distintos puntos de la ciudad y el conurbano, donde eran asaltados.

En el momento del asalto actuaban varios delincuentes que, tras romper los cristales o agredir o distraer al damnificado, le sustraían el maletín, la cartera o la mochila que habían retirado con valores, para darse a la fuga en moto.

Allanamientos Polica de la Ciudad