29/10/2019 Brasil

Para el vicepresidente, que haya un milln de armas en manos de brasileos es "poco"

El general de la reserva del Ejército y vicepresidente, Hamilton Mourao, evaluó de ese modo el dato difundido por el Foro de Seguridad Pública de Brasil.


El Foro de Seguridad Pública de Brasil informó hoy que hay un millón de armas en manos de ciudadanos de Brasil, lo que el general de la reserva del Ejército y vicepresidente, Hamilton Mourao, consideró "poca" cantidad.

Mourao fue preguntado hoy luego de que el diario local O Globo publicara los datos del Foro Brasileño de Seguridad Pública, que indica que la cantidad de armas en poder de civiles superó el millón de registros activos, lo que ya representa casi el doble del mismo tipo de armas en poder la policía militar.

Ante esta situación, Mourao afirmó que “un millón de armas es poco. Hay que tener más".

Según los datos obtenidos por el Foro de Seguridad Pública de Brasil para Safe Source, la publicación oficial de la entidad, la policía militar tenía, hasta diciembre del año pasado, 550.200 pistolas, carabinas y escopetas, que son las armas autorizadas para la población civil, indicó O Globo.

"El asunto de las armas es un asunto de libre arbitrio de las personas, desde que ellas cumplan lo que está previsto en la legislación (para portarlas o poseerlas). Si tenemos 210 millones de habitantes, un millón de armas es poco", dijo. "Eso sin mencionar las que están en manos de los bandidos y que no son contadas", matizó Mourao, citado por la agencia de noticias EFE.

De acuerdo con un reportaje publicado hoy por O Globo, el número de armas registradas oficialmente en Brasil por la Policía Federal ascendió en septiembre pasado a 1,01 millones.

Renato Sérgio de Lima, CEO del Foro de Seguridad Pública de Brasil, dijo al diario brasileño, que el aumento de armas en manos de civiles no solo hace que el trabajo de prevención de delito por parte de la policía sea “aún más difícil”, sino que acrecienta el riesgo de crímenes en situaciones de conflictos triviales, tales como discusiones de tráfico, violencia doméstica o contra las mujeres.



etiquetas