24/10/2019 judiciales

Aceptan como querellante a Stiuso, al anular el archivo de causa penal

La decisión fue tomada por la Cámara Federal de Casación Penal. La denuncia hacia el agente de inteligencia era por una causa en la que se investiga la realización de un asado en una quinta en noviembre de 2016 para influir ilegalmente sobre jueces.

La Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) aceptó como querellante al ex agente de inteligencia Antonio Jaime Stiuso, al anular el fallo que dispuso el archivo de una denuncia penal sobre la realización de un asado en una quinta del conurbano bonaerense en noviembre de 2016 para influir ilegalmente sobre magistrados y funcionarios del Poder Judicial.

Según fuentes judiciales la decisión fue tomada por mayoría por la sala IV de la CFCP ante el recurso presentado por el ex agente Stiuso, quien fue aceptado como querellante porque sería uno de los perjudicados por el supuesto "tráfico de influencias".

La causa se inició a fines de 2016, cuando se denunció que el 6 de noviembre de ese año hubo una reunión en una quinta de la localidad de Moreno, con el ex legislador porteño Gustavo Vera como anfitrión y la presencia, entre otros, de los jueces federales Daniel Rafecas y Sebastián Casanello.

Stiuso, a través de sus abogados, recordó que Vera lo denunció por enriquecimiento ilícito y lavado de activos, causa que recayó en el juzgado de Casanello, mientras que Rafecas fue quien, en su momento, tuvo a cargo la denuncia póstuma del fiscal Alberto Nisman contra la ex presidente Cristina Fernández por la firma del Memorandum con Irán por el atentado a la AMIA.

El ex espía mencionó también otra causa penal en la que, en marzo de 2016, Vera denunció a la subdirectora de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) Silvia Majdalani, al diputado Eduardo Costa y a su esposa, la parlamentaria del Mercosur Mariana Zuvic en el caso conocido como "La ruta del dinero K", que tramitó Casanello.

En primera y segunda instancia se dispuso el archivo de la denuncia por "imposibilidad de proceder" porque, se indicó, hacer una asado no es un delito, pero Stiuso apeló por considerar que los magistrados intervinientes no tuvieron voluntad de investigar.