23/10/2019 Ciudad de Buenos Aires

Una empresa coreana gan la licitacin del proyecto Bajo Viaducto Mitre

La empresa coreana Sang Hak Choe ganó la licitación del proyecto Bajo Viadcuto Mitre en los barrios de Palermo y Belgrano. Con una inversión de 50 millones de dólares, la obra contempla 3.500 metros cuadrados de nuevos espacios debajo de las vías, 50% de uso público y 50% de propuestas comerciales, gastronómicas y de entretenimiento.


El proyecto del Bajo Viaducto Mitre, que suma a la ciudad de Buenos Aires 4 kilómetros de corredores peatonales, circuitos aeróbicos, bicisenda, paseos de flora autóctona, locales comerciales y de servicios, fue adjudicado a una empresa coreana que comprometió una inversión de 50 millones de dólares en 30 meses.

Se trata de la empresa Sang Hak Choe, dijeron fuentes de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que en marzo había llamado a licitación pública para la realización de este proyecto.

Agregaron que la concesión fue otorgada tras evaluar las cuatro propuestas recibidas, "a través de un proceso abierto y transparente, que fue analizado por una comisión evaluadora".

Del diseño del proyecto participaron 900 vecinos, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, el área de Participación Ciudadana y el Ministerio de Transporte de la Nación, indicaron. Precisaron que el proyecto apunta a integrar los espacios creados por la construcción del viaducto del tren Mitre, en sintonía con su entorno y la vida de la comunidad.

El pliego fue sometido a un esquema de evaluación en el que el canon ofertado tenía una incidencia del 15% sobre el total; la inversión comprometida, un 50% y el proyecto presentado, un 35%.

La licitación, denominada “Vía Viva”, fue ganada por Sang Hak Choe, con diseño del estudio BMA Arquitectos, quien realizará una inversión de $ 1.140.840.885 (34.290.378.27 UVAs, según el tipo de cambio $33.27 al 30/06/2019) y tendrá la concesión del espacio por 30 años.

La obra de 3.500 metros cuadrados de nuevos espacios para disfrutar contempla 50% de espacio de uso público y 50% de propuestas comerciales, gastronómicas y de entretenimiento en las inmediaciones de Barrancas de Belgrano.

Las mejoras incluyen un paseo peatonal, postas aeróbicas y juegos infantiles, además de una importante oferta gastronómica, a la que se suman, a su vez, estaciones de carga solar y eólica y muros verdes. Según la propuesta, en ningún espacio habrá locales bailables, ya que está prohibido por código urbanístico.

De acuerdo a la normativa, el canon que debe abonar todos los meses el concesionario está fijado en UVAs, unidades que tienen una actualización.