18/10/2019 Costa Salguero

Comenz el festival de videojuegos ms grande del pas

En esta quinta edición de AGS, los organizadores esperan recibir a más de 40.000 personas, superando así la marca del año pasado, cuando hubo unos 35.000 visitantes.



Argentina Game Show (AGS), el festival de videojuegos, tecnología y entretenimiento que reúne a miles de personas cada año, comenzó este viernes en el predio Costa Salguero, del barrio porteño de Palermo, con torneos, música en vivo y demostraciones de animación 3D en tiempo real, entre muchas otras actividades.

"Es una celebración, un lugar de encuentro donde todos aquellos a quienes les gustan los videojuegos pueden pasar un fin de semana y, por ejemplo, conocer a los ídolos que siguen durante todo el año por streaming o a través de distintas plataformas", dijo hoy a Télam Walter Costabel, vocero de AGS y organizador del festival.

Para superar la exitosa convocatoria de 2018, AGS 2019 tiene un nuevo plato fuerte: la feria se agrandó para recibir el stand de Fortnite, el videojuego "más jugado en el mundo" actualmente, que hace pocos días lanzó su "delegación Latinoamérica", comentó Costabel.

Y agregó: "Tenemos por primera vez en Argentina un stand oficial de Epic Games, (la empresa creadora) de Fortnite, y lo acompañamos con una arena de 100 computadoras en un mismo servidor".

En esa arena se jugará a lo largo todo el fin de semana un torneo oficial de Fortnite, del que participarán 3.500 jugadores y jugadoras "hasta llegar a que los 100 mejores disputen una final el domingo", explicó el vocero.

El ganador o la ganadora del torneo de Fortnite se llevará como premio 100.000 pesos, y a lo largo de los tres días del festival se repartirán en total, entre todos los torneos, un millón de pesos en premios.

La arena de 100 computadoras que mencionó Costabel está patrocinada por varias empresas nacionales que fabrican software, hardware, insumos informáticos y accesorios.

"Las butacas son como las de los autos de carrera, pueden llegar a costar 20.000 pesos. Están pensadas para que una persona pueda estar sentada ahí ocho o nueve horas. Yo he estado tres días seguidos, sin dormir", comentó a Télam Facundo Suárez, un técnico informático y "gamer" de 33 años que vive en Valentín Alsina, provincia de Buenos Aires.