14/10/2019 Brasil

El gobierno de Bolsonaro modific una norma sobre deportaciones de personas "peligrosas"

La polémica ley que permitía la "deportación sumaria" de "personas peligrosas", elimina el término "sumaria" y aclara que "no se procederá a la repatriación o deportación de ningún individuo", entre otras modificaciones.


El Gobierno de Brasil modificó, para suavizarla, una polémica norma de julio pasado que regulaba la deportación sumaria y prohibía la entrada de personas consideradas "peligrosas" para la seguridad del país.

La nueva medida, publicada en el Diario Oficial y firmada por el ministro de Justicia, el ex juez Sergio Moro, sustituye al texto anterior, objeto de duras críticas por parte de la Fiscalía General, entidades de juristas y organizaciones que dan asistencia a migrantes y refugiados.

La ordenanza inicial permitía la "deportación sumaria" de "personas peligrosas" o "que hayan practicado acto contrario a los principios y objetivos" de la Constitución brasileña.

Según ese texto, el Ejecutivo consideraba como "personas peligrosas" a los "sospechosos" implicados en terrorismo; crimen organizado; tráfico de drogas, de personas o armas de fuego; pornografía o explotación sexual infantil; e hinchas con historial de violencia en estadios de fútbol.

Pero la norma publicada hoy elimina el término "sumaria" y aclara que "no se procederá a la repatriación o deportación de ningún individuo", cuando existan razones "para acreditar" que tal acción "puede poner en riesgo la vida o la integridad personal" del extranjero.

También destaca que ésta no se aplica a los extranjeros residentes debidamente regularizados en el país, como tampoco a las personas reconocidas por el Estado brasileño como refugiadas.

Además, amplía el plazo de dos a cinco días para que el individuo que sea notificado para su deportación presente su defensa ante las autoridades o deje el país de manera voluntaria.