12/10/2019 Cancillera

El gobierno de Macri respald a Lenn Moreno por la crisis en Ecuador

La cartera que encabeza Faurie rechazó en un comunicado los "intentos que buscan desestabilizar el país y afectar su institucionalidad" y expresó su apoyo al presidente.


El gobierno argentino sigue "atentamente el desarrollo de los acontecimientos que vienen alterando el orden público" en Ecuador, rechazó los "intentos que buscan desestabilizar el país y afectar su institucionalidad" y expresó su respaldo al presidente Lenín Moreno.

Así lo expresó la cancillería argentina en un comunicado difundido esta mañana, en medio de la convulsión que sacude al país desde hace diez días.

"En este marco, insta a la sociedad en su conjunto a procurar una salida a la situación de tensión que se presenta desde hace varios días, por las vías institucionales", agrega el parte de la cartera que encabeza Jorge Faurie.

El canciller Jorge Faurie afirmó que el gobierno argentino "respalda la institucionalidad que representa el presidente Lenín Moreno en Ecuador", consultado sobre el recrudecimiento de las protestas del movimiento indígena, que este sábado tomó y paralizó la ciudad de Quito.

Expresó además que los gobiernos de la región respaldan a Moreno e instan a "que haya un proceso de diálogo que permita encontrar soluciones, pero quitando los factores de agitación como son los agitadores de del correísmo (en alusión al ex presidente Rafael Correa) financiados por el madurismo" (por Nicolás Maduro) de Venezuela.

En declaraciones a radio Mitre explicó: "Tenemos en claro que en la situación interna de Ecuador se ha dado una combinación de factores: primero, un gran activismo de lo que son seguidores del ex presidente Correa, que están procurado evitar todas las acciones de investigación que ha llevado adelante la justicia ecuatoriana, que lo afectan a Correa y también al ex vicepresidente".

"Este activismo -agregó- se ha combinado con el accionar de gente que, apoyada desde Venezuela, con inteligencia que llega de otros países de la región, están financiando un estado de agitación social".