20/09/2019 Brasil

El gobierno de Bolsonaro cree que habr una futura poblacin china en la frontera con Surinam

Por ello, el secretario de Asuntos Estratégicos prepara el programa “Barón de Río Branco”, que consiste en ocupar la selva brasileña como no ocurre desde la dictadura militar (1964-1985), en el marco de un plan de explotación minera e hidroeléctrica a gran escala en la Amazonia.

 El gobierno de Jair Bolsonaro defiende un plan de explotación minera e hidroeléctrica a gran escala en la Amazonia en reservas indígenas porque teme una internacionalización de la región, sobre todo porque sostiene que millones de chinos pueden llegar en los próximos años a vivir al vecino Surinam, revelaron documentos oficiales.

Así lo expresa en un audio a empresarios del estado norteño de Pará, fronterizo con Surinam, el secretario de Asuntos Estratégicos del gobierno de Bolsonaro, general Maynard Santa Rosa, que prepara el programa “Barón de Río Branco”, que consiste en ocupar la selva brasileña como no ocurre desde la dictadura militar (1964-1985)

“Hay chinos migrando hacia Surinam y lo que vemos es que podemos tener cinco millones de chinos en la frontera y cero brasileños en el sur”, dice, a modo de alerta, el general, que presentó en su plan un riesgo de internacionalización de la Amazonía en línea con el pensamiento de Bolsonaro, de que las reservas indígenas impiden el desarrollo y favorecen las ONG extranjeras.

Hay chinos migrando hacia Surinam y lo que vemos es que podemos tener cinco millones de chinos en la frontera y cero brasileños en el sur

general Maynard Santa Rosa

China es el principal socio de Brasil desde hace una década, pero con Bolsonaro en el poder la principal prioridad en política externa fue la alianza firmada con Estados Unidos, segundo socio comercial brasileño. Bolsonaro pretende viajar en octubre a China y recibir en noviembre a la cumbre de los Brics en Brasilia.

Santa Rosa pone de ejemplo una supuesta estrategia china de imponer su lógica mediante la población de lugares conflictivos, como el Tibet o la frontera rusa en la región de Siberia. “En Siberia hay más chinos que cosacos. Rusia está preocupada por esto y se da cuenta. Nosotros debemos despertar y desarrollar la Amazonía”, dice en su exposición el general Santa Rosa.

La revelación hecha por The Intercept Brasil -el mismo que publica los chats sobre violaciones a la ley de los miembros de la Operación Lava Jato- es parte de la idea de Bolsonaro de aplicar el mismo método que la dictadura en la selva amazónica.

En lo que va del año, en medio de la visibilidad mundial de los incendios amazónicos, la deforestación en la mayor selva del planeta -que no es un pulmón sino un regulador de las lluvias y la humedad global- aumentó un 50%, de acuerdo con datos de los satélites oficiales.