04/09/2019 teatro

Un "Cruce" entre el lenguaje descarnado y el mundo de las posibilidades

La obra empezó a delinearse a partir de improvisaciones de la dupla actoral Azul Santos-Mauricio Balparda, a las que se sumaron Belén Bulfoni y los músicos Paula Carreira (chelo) y Juan Pablo Mounier (guitarra), con los que Santos integra el trío Amaranto.

La pieza teatral "Cruce", que dirige Ana Scannapieco y que aborda cómo asoman determinados patrones en los vínculos entre dos personas destinadas a encontrarse más allá de lo espacio temporal y las circunstancias, se ofrece los viernes por la noche con entrada a la gorra en Fandango Teatro del barrio porteño de Caballito.


Dirigen Ana Scannapieco y Ana Lidejover, también encargadas del texto, que suponen vínculos sobre cómo los karmas se arrastran más allá de lo material y enlazan con poemas de "La amada inmóvil", del mexicano Amado Nervo.

"Exponemos algunas conexiones y percepciones que no se pueden explicar a través de los vínculos ni desde la razón y que se siguen sosteniendo sin saber por qué; es como narrar el camino a medida que se atraviesa, no tiene una estructura muy lineal. Dejamos que el espectador vaya por donde quiera, como pasa en la vida misma", señaló Scannapieco en diálogo con Télam.

Y agregó: "Ana Lidejover ayudó a relacionar los dos vínculos, y los músicos, además de ejecutar los instrumentos, son los vecinos de la situación, dos personajes más dela obra; ese punto fue otro que sacamos de la realidad, porque nuestros ensayos coincidían con los de un vecino pianista de la sala" (Risas).

Télam: -¿Cuál es el aporte de la música en lo narrativo?
Ana Scannapieco: -La música permite que el espectador pueda transportarse, tenga esa sensación de viaje, de entrar y ser atravesado por las situaciones. Los sonidos crean atmósferas y esos momentos retroalimentan a los músicos, que también son interpelados por lo que sucede en el escenario.

T: -Además de la pareja y los músicos, hay un tercer personaje bastante complejo...
AS: -Sí, y queríamos que fuese versátil. Por momentos es la vecina de la pareja que se está separando, por otros es la lectora que se involucra en la novela. Es lo que la pareja no se anima a decir y también es alguien que entra a dirigir lo que no le gusta y los hace volver a empezar. Es una consciencia y una energía que reencarna.

Fue el personaje más riesgoso al momento de pensarlo porque no queríamos que bajara línea, y por eso muta. Al principio buscamos que fuera una persona que está dejando una relación. Decide dejar algunas cosas, los libros, las valijas, su recuerdo de lo que fueron. Pero en las improvisaciones se transforma en un signo de pregunta.

T: -Entre los libros, hay uno que juega un papel central, ¿por qué eligieron crear con base en "La amada inmóvil"?
AS: -Fue una sugerencia de Ana (Lidejover). Nervo escribió "La amada inmóvil" luego de que falleciera su gran amor, con la que mantenía una relación clandestina. El lenguaje descarnado nos hizo sentir el desconsuelo, y los dos vínculos de la obra están empapados de ese sentimiento, el de la posesión y el de sentir que si el otro muere uno muere también.
etiquetas