26/08/2019 opinin

El avance de las interfaces cerebro-computadora

¿Se imaginan si para subir a un avión debemos pasar por un escáner cerebral por seguridad? ¿Que alcance pueden tener herramientas las tecnologías vinculadas a la lectura de ondas cerebrales? ¿Qué empresas están presentando avances en esta área? Sobre el avance de las interfaces cerebro-computadora y cómo nos van a impactar esta tendencias opinó para Télam, Joan Cwaik, docente de la Fundación UADE, conferencista y especialista en tecnologías emergentes.

Joan  Cwaik

Por Joan Cwaik

Suena tu despertador a las 7:00hs, lo miras y se apaga… bueno 5 minutos más. 7:05hs suena de nuevo y hasta que no estés completamente despierto, no va parar.

Miras la televisión, se enciende, cambia a el canal para ver el noticiero, te agranda el recuadro de la temperatura y el tránsito, tu cafetera se prende.

Agarras tu teléfono, abris Gmail, y ves los nuevos correos que llegaron, la pantalla te muestra las reuniones que tenes programadas hoy y el mapa te muestra cuál va a ser la ruta más rápida al trabajo y cuánto vas a tardar.

Ahora bien, piensen que todo esto, a 15 minutos de despertarnos, sea activado sólo con tu pensamiento, tus manos no apagaron ningún despertador, no tocaron el control remoto ni tu celular.

Facebook se esta acercando cada vez mas en hacer realidad su proyecto de lectura cerebral, presentada por primera vez en 2017 en su conferencia de desarrolladores. En los últimos meses la empresa anunció que ha tenido importantes progresos e incluso publicó los resultados de un experimento existoso, ya pudiendo decodificar un conjunto de palabras en tiempo real y frases completas leidas directamente desde la actividad cerebral.

Por ahora la interfaz solo puede decodificar un pequeño conjunto de textos, pero el objetivo es lograr vocabularios mas grandes a menor tasa de error. La meta es llegar a la decodificación en tiempo real de mil palabras por minuto, con una tasa de error de menos del 17%.

Actualmente el proyecto en su interface y avance es lento y poco confiable, pero el potencial es bastante significativo y la tecnología se va a ir mejorando con el tiempo.

Aunque el lenguaje es muy amplio (más teniendo en cuenta idiomas) el sistema va a poder reconocer acciones comandos sencillos como "inicio", "seleccionar", "cortar", "pegar". Esto va a darnos una nueva forma de de interactuar con los sistemas, sobre todo con los de realidad virtual y aumentada.

Esto va a permitirnos una nueva forma de de interactuar con los sistemas, sobre todo con los de realidad virtual y aumentada, pero en el uso diario que tenemos de computadoras y celulares también, herramientas de este estilo harían repensar todo el diseño de estos dispositivos de venta masiva.

Facebook no es el único que se encuentra realizando trabajos en una interfaz cerebro-computadora, la empresa Neuralink (impulsada por Elon Musk) está desarrollando un chip cerebral que puede leer, transmitir datos de alto volumen e incluso amplificar señales del cerebro. "Desde el punto de vista médico, tiene el potencial de ayudar a resolver varias enfermedades del cerebro, el objetivo es comprender y tratar los trastornos cerebrales, para preservar y mejorar su propio cerebro" declaró Musk, también agregó una frase para que veamos donde estamos situados "En cuatro o cinco años, el humano será un Cyborg". Se estima que este proyecto comenzará las pruebas en humanos el próximo año.

Atentos a los últimos episodios de Facebook, las multas que han tenido que pagar y el affaire Cambridge Analytica, no es descabellado pensar que si alguna empresa comienza a desarrollar este tipo de dispositivos dentro de poco nos vamos a ver en la encrucijada donde empresas van a poder leer tus pensamientos, ¿alterarlos quizás? Eso es ir un escalón más arriba, pero estos desarrollos serán una gran tentación para toda empresa interesada en marketing o crear grandes bases de datos de acuerdo con nuestros pensamientos.

¿Que alcance pueden tener herramientas de este estilo? ¿Se imaginan si para subir a un avión debemos pasar por un escáner cerebral por seguridad? O a que niveles de espionaje comercial pueden llegar dispositivos como estos para ganar una licitación, se me ocurren cientos de ejemplos más, pero no quiero ser tildado de alarmista tan temprano, esperemos que la ciencia avance, que, en definitiva, es lo que viene haciendo desde hace miles de años.


Docente de la Fundación UADE. Conferencista y especialista en tecnologías emergentes.





etiquetas