05/08/2019 Estados Unidos

Trump prometi actuar por los tiroteos pero esquiva el control de armas

Después de las matanzas efectuadas el último fin de semana por francotiradores en Ohio y Texas, el presidente estadounidense aseguró que los condenados por crímenes de odio deberían sufrir ejecuciones "rápidas". Luego, Donald Trump agregó que "los que aprietan el gatillo son el odio y la enfermedad mental".

Declaraciones de Trump sobre los ataques en El Paso y Dayton

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó hoy las recientes matanzas en Texas y Ohio y pidió cooperación entre los partidos para responder a la violencia armada, pero atribuyó la problemática a la salud mental y no propuso las reclamadas medidas para limitar la venta de armas.

Enfrentado a acusaciones de que su retórica antiinmigrante envalentonó a extremistas en todo el país, Trump dio un discurso en la Casa Blanca en el que incluyó un párrafo para condenar el supremacismo blanco, que hasta ahora había sido reacio a criticar.

"Prometemos actuar con urgente resolución", dijo en su intervención pública sobre los tiroteos en la ciudad texana de El Paso y en Dayton, Ohio, que dejaron 31 muertos y decenas de heridos y que se inscriben dentro de una auténtica epidemia nacional de ataques a balazos en lugares públicos, sin parangón en otros países desarrollados.

"Nuestra nación debe condenar el racismo, la intolerancia, el supremacismo blanco", dijo, y añadió que dio directivas al FBI para que use todos sus recursos para combatir "los crímenes de odio y el terrorismo interno".