10/06/2019 China

Pese a las protestas, se mantiene el proyecto de ley de extradicin

Los gobiernos de Beijing y Hong Kong mostraron este lunes su intención de continuar con una polémica reforma legislativa que habilitará la extradición de "fugitivos" a China continental.

A pesar de la multitudinaria manifestación en contra de la ley de extradición impulsada por Chhina, que tuvo lugar el domingo en Hong Kong, región administrativa especial, los gobiernos continuarán con la inciativa.

La primera en responder a los manifestantes -más de un millón según los organizadores y un cuarto de millón según la policía local-, fue la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, quien explicó que no retirará el proyecto de ley de extradición ni dimitirá como responsable ejecutiva.

"Para aquellos que han expresado sus puntos de vista, de acuerdo o en desacuerdo con nosotros, quiero darles las gracias. El escrutinio de nuestro trabajo es un factor importante para mejorar el gobierno de Hong Kong", dijo, citada por la agencia de noticias EFE.

La concentración realizada el domingo fue una de las mayores en la historia de esta región administrativa especial china, según los organizadores, que aseguran que no hay antecedentes desde que otro millón de personas salió a las calles en 1989, inmediatamente después de la disolución de las manifestaciones de Tiananmen. Los manifestantes exigieron la retirada de una propuesta de ley que podría asestar un duro golpe al principio "un país, dos sistemas" que garantiza al territorio autónomo libertades que no existen en la China continental.