07/06/2019 Rosario

Detienen otra vez al ex rbitro Bustos por acosar a menores en Newell's

El ex árbitro, que ya había estado preso por una causa similar, fue detenido luego de que el club rojinegro detectara a través de su equipo de psicólogos que Bustos estaba realizando "grooming" a un jugador menor de las divisiones inferiores.


El ex árbitro Martín Bustos -quien estuvo preso en la causa que investiga abusos a menores en el club Independiente- fue detenido nuevamente en Rosario por "grooming", al intentar contactar a un jugador de 14 años de Newell's haciéndose pasar por masajista, informaron hoy desde la fiscalía que lleva la investigación.

Según pudo confirmar Télam, a partir de esta detención tanto la fiscalía de Rosario como la de Avellaneda -a cargo de la causa Independiente- pedirán la prisión preventiva de Bustos, quien había recuperado la libertad el pasado 13 de septiembre tras estar detenido durante seis meses.

Fuentes judiciales con acceso a la causa de Independiente aseguraron a Télam que desde hacía varios meses la fiscal Soledad Garibaldi, de la UFI 4 de Avellaneda, seguía los pasos de Bustos porque tanto el árbitro como Leonardo Cohen Arazi -otro de los acusados- venían solicitando en "forma recurrente permisos para viajar al interior del país".

Bustos, el relacionista público Cohen Arazi y el representante de futbolistas Alberto Ponte recuperaron su libertad por decisión de la Cámara de Apelaciones que, además, decidió bajarles la imputación de abuso de menores a corrupción de menores.

Una de los requisitos para seguir en libertad fue no alejarse a más de 200 kilómetros de la fiscalía de Avellaneda, por eso Garibaldi comenzó a sospechar cuando los pedidos de viaje de Bustos y Cohen Arazi se repetían.

Bustos fue detenido ayer por la noche luego de haber sido denunciado por el club de Rosario por contactar a un jugador de las divisiones inferiores a quien, además, le pidió que hiciera de nexo para llegar a otros jugadores.

Según contó Sebastián Carranza, vocero de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos Sexuales de Rosario, Bustos habría intercambiado varios mensajes con el menor, en los que se hacía pasar por masajista.

En un comunicado, el club señaló que fue detectada "una amenaza de tipo grooming -o engaño pederasta-", la cual "fue desactiva en forma inmediata a través de la aplicación de los protocolos previstos para estos casos".

El término grooming designa las conductas emprendidas por un adulto para ganarse la confianza de un menor de edad, creando un vínculo con el objetivo final de cometer un abuso sexual.