04/05/2019 Ciudad de Buenos Aires

El Molino abre sus puertas para una visita guiada que exhibir objetos centenarios

La confitería podrá ser visitada este sábado, de 14 a 18 horas. Allí podrán verse diferentes objetos de la colección y apreciar el trabajo de restauración que se está realizando en el edificio.

La confitera El Molino abre sus puertas para una visita guiada que exhibir objetos centenarios

El Molino, la majestuosa confitería inaugurada en 1916 que supo ser reducto de políticos, intelectuales y bohemios hasta su cierre en 1997, ofrecerá este sábado visitas guiadas por el Día Nacional de los Monumentos en las que se develarán los trabajos de restauración en curso para su reapertura aún si fecha.

Recorrer la icónica confitería de la planta baja, el salón principal del primer piso o charlar con los restauradores que actualmente trabajan en el edificio que supo ser un emblema del art noveau argentino son algunas de las actividades abiertas al público este sábado entre las 14 y las 18.

Además, habrá una visita guiada a cargo del arquitecto especialista en edificios patrimoniales Guillermo Garcia y se expondrán algunos de los 15 mil objetos con valor patrimonial que encontró allí el equipo de arqueología urbana: asaderas, pirotines, bandejas, embalajes, cajas, diarios, cucharas y menús.



El Molino se encuentra frente al Congreso de la Nación, en la esquina de Callao y Rivadavia, pero su historia oficial comenzó en 1860 a unas cuadras de allí: en la intersección de Rodríguez Peña y Rivadavia bajo el nombre de "Confitería del centro".
La versión más extendida dice que en 1966 fue rebautizada "Confitería del molino" por la cercanía con los primeros molinos harineros de la ciudad.

Y recién cuando el edificio donde estaba fue demolido, se trasladó a su sede actual donde reabrió sus puertas el 9 de Julio de 1916 - para celebrar el centenario de la patria- de la mano del arquitecto Francisco Gianotti.