06/04/2019 msica

La "esencia" de Pablo Milans lati en su voz

El trovador cubano llenó anoche el porteño Teatro Coliseo, con un exquisito concierto donde escogió un repertorio intimista y melancólico.

Por Sergio Arboleya

El trovador cubano Pablo Milanés llenó anoche el porteño Teatro Coliseo, con un exquisito concierto donde, acompañado por un terceto de impronta jazzera, escogió un repertorio intimista y melancólico que aún lejos de toda la carga ideológica que signó buena parte de su trayectoria lo ratificó como el enorme cantante que es.

Distante de la historia que lo muestra como fundador del Movimiento Nueva Trova y como uno de los motores de la canción política iberoamericana, el artista, de 76 años, volvió a recostarse en otra faceta, que llamó "Esencia" y que también luce bella y presente en una discografía de medio centenar de volúmenes propios desde 1974.

Y poniendo el foco en una prosa en clave personal e introspectiva, el cantautor protagonizó un espectáculo de solvente calidad, lució el poderoso encanto de su voz y tuvo una apoyatura musical de alto vuelo.