03/04/2019 Bruni

Aplican la pena de muerte por adulterio y homosexualidad

La reforma legislativa del Código Penal supone consumar el giro conservador de esta nación musulmana del Sudeste Asiático gobernada con puño de hierro por el sultán Hassanal Bolkiah.

El pequeño sultanato asiático de Brunéi aplicará a partir de este miércoles la pena de muerte apedreando para castigar la homosexualidad y el adulterio, una legislación de inspiración islámica que provocó una oleada de indignación por parte de ONGs, personalidades y gobiernos de todo el mundo.

 El nuevo Código Penal incluye la lapidación por delitos homosexuales y adulterio; la mutilación de la mano o el pie por robo; la pena capital por blasfemia, difamar el nombre del profeta Mahoma y la apostasía; y la flagelación por aborto, entre otras.

La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, señaló esta semana que la aplicación de estas leyes "supondría un serio retroceso de los derechos humanos en Brunéi", reprodujo la agencia de noticias EFE.