Sociedad

23-03-2019 11:15 - Investigación

"La corrupción impidió avanzar", dicen los hijos de víctimas de la tragedia de Austral

El proceso por la caída del vuelo de Austral que despegó de Misiones rumbo a la ciudad de Buenos Aires, comenzará el próximo martes a cargo del Tribunal Oral Federal 5 con 35 imputados por el delito de estrago doloso.

Telam SE
23-03-2019 | 11:15
Telam SE

Un grupo de hijos de las 74 víctimas fatales del vuelo 2553 de Austral, que el 10 de octubre de 1997 se estrelló en una zona rural de la localidad uruguaya de Fray Bentos, coincidieron hoy en que "la corrupción impidió que se condene a los culpables y se avance en la causa", a tres días del inicio del juicio oral.

Tras varias postergaciones, el proceso por la caída del vuelo de Austral que despegó de Misiones rumbo a la ciudad de Buenos Aires, comenzará el próximo martes a cargo del Tribunal Oral Federal 5 con 35 imputados por el delito de estrago doloso.

Sin embargo, los hijos de esa tragedia descreen de la justicia pero sienten el compromiso de alcanzarla por sus padres fallecidos y por los que quedaron, hoy cansados de una lucha que ya lleva dos décadas, y hablan de "cargarse al hombro la causa" para terminar el duelo.

"No puedo llorar y recordar lo mejor de mi vieja porque tengo que militar esta tragedia para pedir justicia y demostrar que nada avanzó, que la corrupción dilató la condena de los culpables y que todo comenzó con la privatización de Austral y Aerolíneas Argentinas en los años 90", dijo a Télam Mauro Vázquez, de 32 años, hijo de Susana Trotta, comisario de a bordo del avión Mc Donnell Douglas DC-9-32.

Mauro, que perdió a su madre cuando tenía 11 años, revivió la tragedia en la casa de Yamila Nair Williams, en el barrio porteño de Caballito, cuyo padre, Rubén Williams, también viajaba en ese avión.

Una lista con el nombre de los 74 muertos, un cartel que simula ser un boleto de avión con la leyenda: "El pasaje del horror", y pecheras con olor a humedad que dicen: "Ausencia. Vuelo 2553. ¿Dónde están las respuestas?", junto a recortes de diarios del accidente y fotos de sus seres queridos, quedaron esparcidos sobre una mesa durante la entrevista que realizó Télam a hijos de víctimas de esa tragedia.

"Perdí la oportunidad que me había

María del Rosario De Agostino Zampino, quien perdió a sus padres adoptivos y a su hermano de pocos días de vida en el vuelo de Austral que cayó en Fray Bentos, contó a Télam que esa tragedia "me sacó la oportunidad que me había dado la vida", ya que tenía un año y medio cuando ocurrió en octubre de 1997. 

Los padres adoptivos de María del Rosario, Mario, que tenía 46 años y Ana María, de 50, decidieron dejarla con familiares en la ciudad de Buenos Aires, cuando ella tenía 16 meses de vida, y viajar a Misiones a finalizar los trámites de adopción de Gustavo Sosa, su hermanito de apenas unos días de vida que volvía con ellos en el vuelo 2553 de Austral.

"En realidad, ellos no tenían que viajar en ese vuelo. Pero mi hermano se intoxicó con la leche y tuvieron que quedarse en un hospital de Posadas y tomar otro avión, ese que me sacó la oportunidad que me había dado la vida", señaló María.
Una de las cosas que le contaron, es que cuando era bebé "yo tenía la mirada perdida y buscaba a mis padres o repetía el nombre de mi papá al escuchar el ruido de las llaves", evocó la joven de 22 años.

De Agostino Zampino afirmó que "esto no tiene que volver a pasar y sigue pasando, porque las tragedias no cesaron", en referencia a la caída de un avión de Lapa en agosto de 1999, el incendio de República Cromañon el 30 de diciembre de 2004 y el accidente ferroviario de Once en febrero de 2012. 

"Se repiten las historias de muertes por desidia" en Argentina", se lamentó.

Newsletter

También te puede interesar