08/03/2019 opinión

8 de marzo, señales de que algo está cambiando…

Después de la primera marcha de "Ni una Menos", realizada en distintos puntos de la Argentina el 3 de junio de 2015, reconfiguró la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Al respecto opinó para Télam la socióloga Florencia Tufro, coordinadora del Área de Género de Instituto Abierto para el Desarrollo y Estudio de las Políticas Públicas (Iadepp).

Florencia Tufro

Por Florencia Tufro

Cada 8 de marzo nos preparamos para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, fecha establecida en 1975 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Es un día de conmemoración global, en el que se ponen de manifiesto, de diferentes maneras, las desigualdades de las que, aún hoy, son víctimas las mujeres y niñas de todo el mundo

Desde hace años, el movimiento de mujeres promueve, en esta, fecha debates y encuentros para visibilizar las inequidades de género en el trabajo, en el acceso a la salud, en gozar una vida libre de violencia, en compartir las cargas del hogar, etc.

Pero algo está cambiando y a modo de ejemplo dos episodios recientes:

Situación 1: Una joven estudiante se va de viaje. El día antes de salir, se da cuenta que su pañuelo verde, el que la acompañó todo el año no lo encuentra. Ya no tiene tiempo de comprar uno nuevo, así que le pide a una amiga que le preste el suyo. En la fila para del aeropuerto, la chica que tiene delante suyo, tiene un pañuelo igual al suyo en su mochila. Las dos chicas que están tres personas más detrás de ella, también lo tienen. Aburrida con la espera, cuenta en la fila cuántos pañuelos verdes anudados a las mochilas encuentra. Hay diez en toda la fila.

Situación 2 En un evento comunitario, político local conversa con una mujer, que trabaja y milita el tema de género hace tiempo. Le cuenta, con tono de descubrimiento, que acaba de leer un estudio, del Ministerio de Transporte, que le pone números a todas la situaciones cotidianas que deben afrontar las mujeres en el espacio público: desde el acoso y manoseo en los medios de transporte, la necesidad de ir acompañadas a las paradas cuando está oscuro, o elegir por qué calles transitar y cuáles no, etc. Le cuenta que por primera vez se pone a pensar en eso, que es verdad! que para las mujeres, transitar el espacio público implica un riesgo, y que él nunca había tomado conciencia de la cantidad de situaciones a las que están expuestas.

Después de la primera marcha de "Ni una Menos", realizada en distintos puntos de la Argentina en el 2015, la conmemoración del 8 de marzo se reconfiguró notablemente, muchas mujeres salieron por primera vez a las calles, a manifestarse, reclamando por políticas y leyes más efectivas, visibilizando la preocupación colectiva por los casos de violencia de género.

Y ese camino nuevo, de participación espontánea de las mujeres, convocadas a través de las redes sociales, que les permite mostrarse juntas y unidas en el espacio público, dónde las diferencias políticas e ideológicas quedan a un lado, parece ser la nueva forma de lucha por la reivindicación de sus derechos. Así se vivió con el debate del proyecto de ley de para la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Esta reivindicación histórica del feminismo, que tuvo fundamentalmente el protagonismo de mujeres jóvenes y adolescentes, denominado "la revolución de las hijas", logró poner en agenda un debate que era esquivado históricamente por la dirigencia política.

Si bien la ley finalmente no fue aprobada en el Senado, el ejercicio del debate fue un ejemplo, que esperemos que se repita cada vez que se aborde un tema similar envergadura.

Al dato de la movilización de las mujeres jóvenes hay que sumar la incorporación de los varones en las movilizaciones, que permitió a muchos de ellos reflexionar y visualizar que las inequidades de género aún presentes en la vida cotidiana.

Un cambio que no surge de la nada, sino que tiene sus raíces en muchos años de trabajo del movimiento de mujeres de nuestro país, y que por primera vez es masivo muestra que algo está cambiando, que el tema está en agenda, que habrá movilización cada vez que sea necesario poner en evidencia las inequidades, y que se esperan respuestas que estén a la altura de los reclamos.


(*) Socióloga. Coordinadora del Área de Género de Instituto Abierto para el Desarrollo y Estudio de las Políticas Públicas (Iadepp).