15/02/2019 Myanmar

El Ejrcito afirma que las persecuciones a rohingyas son denuncias sin pruebas

Miles de integrantes de esa minoría musulmana tuvieron que dejar el país y desplazarse como refugiados a Bangladesh.


Por primera vez desde que estalló el conflicto en 2017, el jefe de las Fuerzas Armadas de Myanmar habló públicamente para cuestionar a quienes denuncian “sin pruebas” una persecución contra la minoría musulmana rohingya y aseguró que los refugiados llegados a Bangladesh solo querían "vivir con familiares o huir a un tercer país".

Cientos de miles de rohingyas huyeron desde Rakhine al vecino Bangladesh desde que Myanmar (la ex Birmania), un país budista cuya líder de facto es la Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, lanzó una campaña militar en ese estado o provincia occidental birmana, en agosto de 2017.

Los rohingyas han denunciado que el Ejército birmano y turbas parapoliciales asesinaron o violaron a cientos de civiles e incendiaron cientos de poblaciones de Rakhine como parte de una campaña que Estados Unidos y la ONU han calificado de "limpieza étnica" y de "intención genocida".