17/01/2019 Cuba

Rechazan la amenaza estadounidense de reactivar las demandas por expropiaciones

El gobierno de Cuba calificó este jueves como "provocación injerencista" el anuncio del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, sobre la posibilidad de reactivar por ley las reclamaciones de propiedades confiscadas tras la revolución de 1959.

 El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, rechazó este jueves la "nueva provocación injerencista, amenazadora y prepotente" que anunció el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, sobre la posibilidad de reactivar por ley las reclamaciones de propiedades confiscadas tras la revolución de 1959.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, por su parte, dijo que la decisión estadounidense constituye un "chantaje político y una hostilidad irresponsable. Un brutal ataque al Derecho Internacional y a terceros Estados", cuyo objetivo es "endurecer el bloqueo a Cuba".



El miércoles, Pompeo anunció una "revisión cuidadosa" del título III, en suspenso desde la promulgación de la Ley Helms-Burton de 1996. La disposición legal especifica que los estadounidenses -incluidos cubanos nacionalizados- pueden demandar ante la Justicia de EEUU a las compañías que se beneficien de las propiedades que fueron nacionalizadas por el Gobierno cubano tras la llegada al poder de Fidel Castro, hace seis décadas.