30/12/2018

Brasilia se blinda para la fiesta de asuncin del nuevo mandatario

La capital brasileña, con alambres de púas, misiles aéreos y miles de policías, parece prepararse para una guerra. Sin embargo, así se prepara para la asunción de Jair Bolsonaro el 1 de enero.

Por Pablo Giuliano

Brasilia, la capital brasileña concebida en los años 50 como una ciudad del futuro, parece prepararse para una guerra, con alambres de púas rodeando los ministerios, misiles antiáereos y miles de policías para custodiar la asunción de Jair Bolsonaro, que el 1° de enero se convertirá en el 38° presidente de Brasil.


Será la primera vez en la historia de Brasil que habrá un operativo de seguridad de semejante tamaño, inspirado en el que se montó para los Juegos Olímpicos Río 2016. Para la investidura de Bolsonaro se movilizarán a unos 3.500 hombres de las tres fuerzas armadas, policía federal y la de Brasilia. El operativo de prensa también será inédito, ya que no se podrá cubrir toda la ceremonia de asunción. 

Los cronistas deberán elegir un sólo sitio de cobertura, entre el Congreso, el Palacio del Planalto, sede del Gobierno, o Itamaraty, como se llama al edificio que ocupa la Cancillería. El presidente brasileño, Michel Temer, firmó el viernes un decreto que autoriza a la Fuerza Aérea a derribar aeronaves que entren sin autorización en el espacio aéreo de Brasilia durante el 1 de enero.


El paisaje contrasta con la expectativa de que la asunción sea una fiesta para la que el gobierno de Michel Temer espera entre 250.000 y 500.000 simpatizantes de "El Mito", como le dicen a Bolsonaro, diputado desde 1991 y ganador de las últimas elecciones presidenciales, en la que quebró el sistema tradicional de partidos vigente desde la Constitución Nacional de 1988.