21/12/2018 salud

Premiaron a investigaciones sobre diagnstico de Chagas y transmisin vertical del VIH

Los dos proyectos ganaron el premio a la Investigación de Enfermedades Infecciosas en Contextos Sociales Vulnerables.

Una plataforma para el diagnóstico fácil y seguro de Chagas y leishmaniasis y un estudio sobre las características inmunológicas y virológicas en adultos jóvenes que contrajeron el VIH por transmisión perinatal ganaron el premio a la Investigación de Enfermedades Infecciosas en Contextos Sociales Vulnerables.

El concurso de la Fundación Bunge y Born (FBB), con 2,5 millones de pesos de premio a cada proyecto ganador, busca "generar conocimiento novedoso para atender las necesidades de poblaciones que habitan en contextos sociales vulnerables de la Argentina", informaron los organizadores.

Uno de los premios 2018 fue adjudicado al biólogo Patricio Diosque, por su proyecto para desarrollar una plataforma de diagnóstico molecular rápido, preciso, sensible y de fácil implementación en centros de salud con recursos limitados para detectar Chagas y leishmaniasis. Diosque es doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Tucumán y director del Instituto de Patología Experimental-Conicet en la Universidad Nacional de Salta (UNSa), provincia en la que reside.

El Chagas y la leshmaniasis son patologías endémicas en Argentina que afectan a personas en contextos sociales vulnerables, por lo que en general requieren del sistema de salud público.

El diagnóstico propuesto por Diosque -explicaron- se podrá tener a partir de la reacción detectada visualmente utilizando un sistema de inmunocromatografía en tiras de flujo lateral, cuya eficacia se estimará utilizando muestras de pacientes obtenidas previamente.

La plataforma estandarizada, que se utilizará alternativamente para identificar la variabilidad genética de Chagas y Leishmania, generará un método de diagnóstico molecular para la detección de ADN de estos parásitos transferibles y aplicables en centros de atención de salud pública.

Según indicaron, la principal estrategia de control de estas enfermedades constituye su detección temprana, por lo cual resulta de gran interés el desarrollo de métodos sensibles, específicos y principalmente de bajo costo.

El nombre del proyecto es “Amplificación isotérmica y sistema CRISPR/Cas para el diagnóstico molecular de infecciones por Leishmania y Trypanosoma cruzi en centros de atención de salud pública”.

El otro premio fue para Natalia Lorna Laufer, investigadora asistente del Conicet en el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS) de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Laufer tiene un post doctorado en enfermedades infecciosas en el Conicet, donde es investigadora asistente, y además es magister a distancia en ensayos clínicos, en la University of London.

Su proyecto “Reservorios virales, inmunidad e inflamación en adultos jóvenes con transmisión perinatal del HIV: ¿Es irreversible el daño?”, busca conocer las características particulares inmunológicas y virológicas de esta población, para entender las consecuencias de faltas en tratamientos y programas específicos en momentos claves de su desarrollo.

Aunque la cura de esta infección es una de las prioridades en la investigación del VIH/SIDA, hay aún muchos interrogantes acerca del establecimiento, dinámica y persistencia de los reservorios virales en las personas con diagnóstico positivo.

Se ha demostrado que, aun en el mejor escenario, el tratamiento antirretroviral (ART) no es capaz de erradicar el VIH del organismo.

Cuando el tratamiento es interrumpido,la carga viral aumenta rápidamente debido a la persistencia del virus en los reservorios celulares, señala el informe.

Además, "existen pocos reportes acerca de la correlación entre la dinámica de los reservorios virales y la funcionalidad del sistema inmune en individuos que adquirieron la infección por vía perinatal (embarazo, parto, cesárea o lactancia) y que alcanzaron la vida adulta".

El proyecto incluye la evaluación del tamaño y la composición del reservorio viral en adultos jóvenes VIH+ con transmisión vertical, comparándolos con otros dos grupos de adultos que adquirieron la infección por una vía diferente a la perinatal (sexual, por transfusiones o uso de drogas inyectables). Uno de ellos emparejado por edad biológica y otro por tiempo de infección conocida por HIV.