11/12/2018 justicia

Confirmaron el procesamiento de empresarios argentinos en una causa por soborno trasnacional

Tres directivos de una empresa argentina, son investigados por pagar coimas en El Salvador para quedarse con la concesión del sistema de pago de tarifas del transporte público por medio de tarjetas.

La Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento de tres directivos de una empresa argentina, acusados de pagar coimas en El Salvador para quedarse con la concesión del sistema de pago de tarifas del transporte público por medio de tarjetas.

La Sala I confirmó los procesamientos del presidente, el vice y director de la firma Unetel S.A., quienes están acusados de haber sobornado en 2011 a directivos de la empresa salvadoreña Sipago.

La coima habría sido a fin de “obtener información relevante para adjudicarse un contrato” destinado a proveer el nuevo sistema de gestión de flota para el servicio de transporte público de colectivos de la capital de ese país.

El fallo, que trascendió hoy, fue firmado por los jueces Leopoldo Bruglia, Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi y se refiere a los primeros y hasta ahora únicos procesamientos dictados en Argentina por un caso de sobornos trasnacional, según informaron a Télam fuentes judiciales.

La causa, que está en manos del juez Sebastián Ramos, fue impulsada por la fiscal Paloma Ochoa y se inició en una investigación preliminar realizada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) en abril de 2017.

Según la investigación judicial, los directivos de Unetel S.A. Christian D´Uva (presidente), Jorge Samperisi (vice) y José Benolol (director) se comprometieron con las autoridades de la firma salvadoreña Sipago a abonarles un “salario” de 4.500 dólares por mes durante 10 años, bajo el pretexto de una falsa consultoría, para acceder a información esencial para ganar una licitación en ese país.

La empresa Sipago fue la firma en la cual el Ministerio de Transporte de la República de El Salvador delegó el proceso de licitación para contratar a la compañía que cobraría el pasaje electrónico del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).

A cambio de los pagos indebidos, las autoridades de Sipago se obligaron a proporcionarles a los directivos de la empresa argentina información relevante del proyecto, como también sobre las actividades de los competidores del proyecto.