09/12/2018 Blgica

Diferencias sobre el Pacto Migratorio de la ONU fracturan coalicin de gobierno

La alianza gobernante belga se fracturó después de que el partido nacionalista flamenco N-VA decidiera abandonarla por la decisión del primer ministro, Charles Michel, de firmar el Pacto Mundial para la Migración de las Naciones Unidas (ONU).

 

La N-VA anticipó que se retirará oficialmente del gobierno cuando Michel viaje hoy a Marrakech, Marruecos, para firmar este el Pacto, algo que el primer ministro hará aún sin el apoyo de la N-VA, confirmó él mismo anoche en una comparecencia televisada.

La retirada de la N-VA -cuyos titulares podrían presentar su dimisión oficial esta tarde- supondrá la salida de cinco de los 15 miembros del gobierno federal belga: su ministro del Interior, Jan Jambon, el de Finanzas, Johan Van Overtvedlt, y el de Defensa, Sander Loons, así como del secretario de Estado para el Asilo y la Migración, Theo Francken, y la secretaria de Estado para Igualad, Zuhal Demir.

Michel dijo que prevé reemplazar a los ministros y secretarios de Estado de la N-VA por otros miembros del gobierno y que establecerá consultas con el Parlamento con la intención de mantener un gobierno en minoría, dada la pérdida de representación por la salida del partido flamenco.

La coalición de gobierno es liderada por partido liberal francófono MR y también forman parte, además de N-VA, los cristiano demócratas flamencos del CD&V y los liberales flamencos Open VLD, una configuración que amenazaba con romperse desde la semana pasada por la negativa de los nacionalistas flamencos a firmar el acuerdo de Naciones Unidas.

El Pacto Mundial para la Migración de la ONU fue acordado en julio pasado por todos los Estados miembros, con la única excepción de Estados Unidos, que se desmarcó del proceso a finales de 2017.

Este lunes cientos de países miembros de la ONU se reunirán en Marruecos para aprobar el pacto consistente en un documento con el que pretenden gestionar una crisis internacional que afecta a unas 68 millones de personas.

Además de Estados Unidos, varios países europeos anunciaron su disidencia, por lo que no van a firmar el acuerdo.

Hungría, Austria, Australia, Bulgaria, Israel, Polonia, República Checa, Suiza, Eslovaquia e Italia son los países que ya avisaron que no van a acompañar la hoja de ruta del pacto migratorio, con lo que dejaron la puerta abierta a dar una negativa durante el encuentro de Marrakech.
etiquetas