28/11/2018 justicia

Elaskar volvi a implicar a los Bez en la compra de la financiera SGI

En el marco de la causa conocida como "la ruta del dinero K", el fiancista que se encuentra imputado por lavado activos presto declaratoria este miércoles ante los tribunales de Comodoro Py.


El financista Federico Elaskar declaró este miércoles que, tanto el arrepentido Leonardo Fariña como el detenido contador Daniel Perez Gadín, le dijeron que actuaban por cuenta de Lázaro Báez y que el dinero para comprar su financiera SGI provenía de ese grupo empresario.

"Con dinero del grupo Báez", refirió Elaskar que le respondió Fariña cuando le preguntó de quién eran los fondos con que le ofrecía comprarle la mitad de su financiera SGI en Puerto Madero, en el 2011.

Elaskar continuó la declaración indagatoria que había empezado a brindar el miércoles último ante el Tribunal Oral Federal 4, que lo juzga por lavado de activos junto al detenido Báez, sus cuatro hijos y otra veintena de acusados, en la llamada causa de "la ruta del dinero K".

En el 2011, los Báez "no tenían ningún problema para operar que yo supiera", dijo.

Elaskar sostuvo que conoció a Fariña cuando se le ofreció esa operación por intermedio de su amigo Matías Molinari, y que luego también hubo "malestar" porque no se le decía a "nombre de quién iban a poner las acciones".

"Un día me llama y me dice que va a venir un contador del grupo Báez para poner todo en orden, el traspaso de acciones compradas y que seguían en cabeza mía. Yo era un tipo honesto. Fariña me llama y a los diez minutos me llama Perez Gadín, el llamado fue ya atemorizante", explicó.

Y refirió que comenzaron las presiones para entregar la todalidad de las acciones de SGI, conocida luego como "la Rosadita" a raíz de la difusión de una filmación que mostró a Martín Báez, Fabián Rossi y otros acusados contando millones de dólares.

Perez Gadín "siempre decía que actuaba a nombre de terceros, del grupo de Lázaro Báez", dijo al Tribunal.

Después de encontrarse con el contador, Elaskar aseguró que se vio "forzado" a transferir la mitad sus acciones en SGI ante escribano.

Y que, luego, en otra escribanía, en la que "estaban Chueco (el también detenido ex abogado de los Baéz, Jorge Chueco), Perez Gadin y Néstor Ramos, que firmó por Helvetic", transfirió la otra mitad.

El juicio por la ruta del dinero K se realiza al detenido Báez, sus cuatro hijos, su ex contador, su ex abogado, Elaskar, Fariña y otros acusados, y está en etapa de recepción de declaraciones indagatorias.