19/11/2018

Barros Schelotto prob variantes y quiere mantener a sus jugadores motivados

El entrenador de Boca Juniors alternó algunos jugadores para elegir la mejor variante para cada puesto. En el arco estuvieron la misma cantidad de tiempo Esteban Andrada y Agustín Rossi.

El entrenador de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, probó variantes hoy en el entrenamiento realizado en Casa Amarilla, mientras busca mantener motivados a sus jugadores de cara a la revancha de la final de Copa Libertadores el próximo sábado ante River en el Monumental.

Barros Schelotto dispuso un trabajo táctico con nombres que permanecieron fijos en sus respectivos puestos y otros que alternaron con otros compañeros.

Para empezar, el arco se repartió en tandas iguales de minutos con Esteban Andrada, de regreso notable ante Patronato de Paraná el sábado pasado por la Superliga, y Agustín Rossi.

El ex Lanús y Arsenal se perfila como titular y marcaría su vuelta al máximo certamen continental, después de la fractura de mandíbula que padeció en el partido de ida de cuartos de final ante Cruzeiro de Brasil.

Leonardo Jara y Julio Buffarini también alternaron sobre la banda derecha de la línea defensiva; Pablo Pérez y Fernando Gago en el mediocampo; Sebastián Villa y Agustín Almendra en el extremo de la mitad de campo; Carlos Tevez y Mauro Zárate en ataque; y Ramón Ábila y Darío Benedetto en el puesto del número "9".

Los jugadores que se mantuvieron en la práctica fueron Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán y Lucas Olaza en defensa; y Wilmar Barrios y Nahitán Nández como volantes.

El "Mellizo" trabaja dos sistemas tácticos para jugar en el cancha de River: 4-4-1-1 o 4-4-2. Además, mañana analizará la situación del delantero Cristian Pavón, quien se recupera de un desgarro en el isquiotibial izquierdo ocurrido el pasado 11 de noviembre contra River en La Bombonera.

Las probabilidades del regresos de Pavón en el próximo Superclásico son escasas teniendo en cuenta que el tiempo habitual de recuperación de un desgarro es de 21 días.

Barros Schelotto pretende que entre 16 y 17 jugadores tengan concentración máxima. Y el entrenamiento de hoy fue un ejemplo que se reforzó con una charla motivacional a cargo del uruguayo Carlos Paez Vilaró hijo, sobreviviente del accidente de los Andes del 12 de octubre de 1972.

La arenga de Paez Vilaró hijo encontró a jugadores, cuerpo técnico y dirigentes como receptores. Anteriormente, el ex jugador de rugby ofreció esta arenga al seleccionado colombiano de fútbol en la última fecha de Eliminatorias Sudamericanas ante Perú para la clasificación al Mundial Rusia 2018.

En los días previos a la Superfinal por la Libertadores, se estima que un ex jugador de Boca visitará al plantel y jugadores para una nueva charla con el objetivo de motivar al equipo.

Por otra parte, mañana se confirmará el "banderazo" de los hinchas para el entrenamiento abierto del próximo jueves. Se analizará si podrán asistir socios, socios adherentes o público en general. Luego de esa práctica, el plantel se quedará concentrado en el hotel Madero.