15/11/2018 motn

Cuatro muertos tras un intento de fuga frustrado en una comisara de Esteban Echeverra

El hecho ocurrió alrededor de las 3.30 de la madrugada cuando un grupo de presos estaba limando unos barrotes y tras ser descubiertos generaron un incendio que tuvo como resultado 10 heridos además de los fallecidos.


Cuatro detenidos murieron este jueves en un motín en la comisaría de la localidad bonaerense de Transradio, partido de Esteban Echeverría, cuando un grupo de presos fue descubierto limando barrotes y, al frustrarse la fuga, generó un incendio en los calabozos, informaron fuentes judiciales y policiales.

El hecho, por el que además de los cuatro fallecidos hubo 10 presos que debieron ser trasladados a hospitales de la zona, ocurrió durante la madrugada en la comisaría 3ra. de Esteban Echeverría, situada sobre Camino de Cintura 6080 de ese partido del sur del conurbano bonaerense.

Las fuentes informaron que la dependencia policial alojaba al momento del hecho un total de 27 detenidos, distribuidos en tres calabozos.

Todo se inició alrededor de las 3.30 cuando el imaginaria observó en el calabozo número 1, donde había alojados 12 internos, que dos presos estaban limando los barrotes de la reja, para intentar una fuga.

“Por los testimonios que llevamos recabados, eran dos presos de muy mala conducta tanto con el personal policial como con sus compañeros de calabozo, que hacía días venían generando problemas”, dijo a Télam una fuente judicial.

El policía de inmediato dio aviso a sus superiores y a la seccional llegaron diez móviles en apoyo y se montó un operativo para prevenir y evitar cualquier fuga.

Voceros policiales indicaron que si bien las autoridades trataron de entablar un diálogo con ellos, los internos, molestos tras ser descubiertos, colocaron colchones y frazadas contra la puerta de ingreso y las rejas del calabozo y a las 3.50 de la madrugada les prendieron fuego.

Siempre según las fuentes, dentro del calabozo además se originó una pelea entre los que pretendían generar el fuego y los que no.



Al lugar también llegaron los bomberos voluntarios del destacamento “9 de Abril” de Esteban Echeverría, que está ubicado en el inmueble lindero a la comisaría.

“Todo fue muy rápido. En cinco minutos, los bomberos ya tenían desplegada una manguera y comenzaron a apagar el incendio, pero aún así las llamas y el humo denso se propagaron por todos los calabozos”, afirmó la fuente judicial consultada.

Cuatro de los presos terminaron muertos con quemaduras y por inhalación de monóxido de carbono, mientras que otros diez tuvieron que ser trasladados a los hospitales de la zona para su atención médica.

Las fuentes identificaron a los fallecidos en la comisaría como Jeremías Rodríguez Aaron, alias “Jere”, quien estaba detenido por una causa por robo agravado de abril de 2018; Eduardo Rogelio Ocampo (59), preso por un homicidio agravado de la UFI 3 de Lomas de Zamora; y Jorge Luis Ramírez (30), quien tenía una causa por estafa de la UFI 2 de Lomas de Zamora.

La cuarta víctima, identificada como Juan Bautista Lavarda (59) y quien tenía una captura de la UFI 1 de Morón, llegó a ser trasladada al Hospital Santa Marina de Monte Grande, pero allí falleció.

Rodríguez Aaron y otro de los detenidos, Walter Gabriel Barrios, alias “Choco”, con antecedentes desde 2016 por hurto, violación de domicilio, robo y amenazas agravadas, fueron sindicados por las fuentes como los responsables de generar los disturbios y el incendio.

Los voceros señalaron que de los 10 trasladados a hospitales, siete permanecían aún internados con custodia policial.

En el Santa Marina de Monte Grande quedaron los detenidos Rodrigo Leonel Osuna (22), Blas Javier Vera Martínez (18), Miguel Ángel Sánchez (27) y Elías Daniel Soto (20).

Además, Carlos Ariel Corvera (25) fue internado en el Hospital de Ezeiza, Juan Carlos Fernández (30) en el Narciso López de Lanús y uno de los presuntos generadores del fuego, “Choco” Barrios, quedó en el Gandulfo de Lomas de Zamora.

La causa es investigada por el fiscal Fernando Semisa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 especializada en Violencia Institucional de Esteban Echeverría, que suele investigar casos donde haya personal o dependencias policiales involucradas.

Semisa, quien se presentó en el lugar del hecho para dirigir las primeras diligencias, caratuló la causa en forma provisoria como “incendio seguido de muerte”.

"Todo indica que no hay nada extraño, que el fuego se generó desde el interior del calabozo, pero las pericias serán clave para terminar de reconstruir todos los hechos", dijo un vocero judicial.

Una de las primeras medidas adoptadas por el fiscal Semisa y el juez de Garantías 2 de Lomas de Zamora, Javier Maffucci Moore, fue trasladar a todos los presos que resultaron ilesos a otras dependencias de la zona.

El fiscal convocó para los peritajes a un grupo interdisciplinario de Policía Científica, Gendarmería Nacional y bomberos de policía bonaerense y de Policía Federal.

También ordenó que se realicen las autopsias de las cuatro víctimas en la morgue judicial de Lomas de Zamora.