01/11/2018 Ftbol argentino

A los 89 aos, una racinguista cumplir su sueo de conocer el Cilindro

Alicia Blanc, de Comodoro Rivadavia y una de las fundadoras de la filial de la Academia en el sur hace 18 años, cumplirá su deseo de “toda la vida”: conocer la cancha de Racing.

Por Franco Crdoba

Alicia Blanc, junto a Saúl, ambos miembros fundadores de la filial de Racing en Comodoro
Alicia Blanc, junto a Sal, ambos miembros fundadores de la filial de Racing en Comodoro


Blanc, una jubilada de la ex Entel Argentina y oriunda de la ciudad de Comodoro Rivadavia, conocerá esta tarde el Cilindro,  uno de los “grandes sueños y pasiones de su vida”.

“Siempre quise viajar a Buenos Aires para ver a Racing, pero no tenía con quién. Mi marido no era fanático y yo sí, pero él no me quería acompañar y siempre terminaba haciendo otro plan”, indicó una de las fundadoras de la Filial Patagonia Sur, de Comodoro Rivadavia.

“Es el sueño de mi vida, sino el más grande, además del de mi familia, porque primero están ellos y luego Racing, mi otra vida”,

Alicia Blanc


Sin embargo, Alicia junto a su nieto Mauricio charlaban de concretar el sueño y le prometió al joven que “Dios mediante, ´la abuela cumple 89 vamos a ir a la cancha´, pero tiene que ser entre octubre o noviembre porque hace mucho calor”.


Finalmente, la madre de un hijo y abuela de dos nietos, Mauricio y Carla, admiradora de Carlos Gardel y Reinaldo “Mostaza” Merlo, emprendió el sueño y a través del Departamento de Filiales de Racing Club, será recibida en el estadio “El Cilindro”.

“De chica me reunía con amigos de la familia y el mayor de los hijos era fanático de Racing, es por ello que con mi hermana compartíamos y decíamos que éramos de la “Academia Racing Club”, además de porque tenía los colores de la gloriosa bandera Argentina”, manifestó ante Télam con una profunda emoción.

Los 1465 kilómetros de distancia entre su Comodoro y la cancha de Racing no fueron impedimento para que escuche los partidos y los radioteatros que transmitían a través de las audiciones de esa época. “Imaginaba a Racing en sus partidos como las novelas  donde sentía el trote del caballo o el sonido de la gallina”, reconoció.


Jubilada de Entel Argentina hace casi 40 años, guarda entre sus tesoros una colección de revistas El Gráfico, con la colección conquista de la Copa del Mundo de 1966 y cada uno de sus jugadores, el disco de larga duración con los relatos de José María Muñoz. A mi ciudad llegó  “una réplica de la camiseta 10 y la firma de  los futbolistas y una franja en el pecho con la inscripción ´Racing Club campeón 1966´, al igual que discos con partidos”, afirmó.

Fue una de las fundadoras de la filial de la Academia en el sur hace 18 años y sabe que al llegar a la cancha de Racing se mezclarán muchos sentimientos.

“Es el sueño de mi vida, sino el más grande, además del de mi familia, porque primero están ellos y luego Racing, mi otra vida”, afirmó mientras su emoción fue incontenible y las lágrimas acompañaban ese relato del sueño de toda la vida.