19/06/2018 opinin

Sobre la libertad

Sobre lo que dejó el debate sobre la despenalización del aborto en la Cámara de Diputados opinó para Télam la diputada nacional por el Pro-Buenos Aires, Carmen Polledo, presidente de la comisión de la Comisión de Acción Social y Salud Pública.

Carmen  Polledo

Por Carmen Polledo

Infinidad de argumentos, y de la más variada índole, se esgrimieron para persuadirnos sobre las bondades de legalización del aborto. Desde sostener que el aborto se impone porque se adecua a la naturaleza humana; a las necesidades sociales; al derecho a la salud; al derecho de disponer del propio cuerpo; a la libertad sexual; y una serie de consideraciones que justificarían privar de su vida a un niño.

Ahí es donde reside el peligro del mal uso de la libertad. Disponer de nuestro cuerpo no puede implicar el daño del cuerpo de otros. Somos libres de autodeterminarnos, pero necesitamos convivir y respetar las autodeterminaciones de los otros. Y el niño que crece en el vientre de una mujer es un otro, que por el momento no puede expresarse, pero que ya es una persona humana con derecho a tomar sus propias autodeterminaciones en el futuro. El embrión no es un órgano de la madre.

La libertad de vivir –su expresión jurídica en el derecho a la vida- es un atributo inseparable de la persona humana que condiciona su existencia con el consecuente desenvolvimiento material y espiritual de los seres humanos. La libertad de vivir, entendida en un sentido conceptual amplio, comprensivo tanto de los matices físicos y materiales como también de todos los aspectos y proyecciones de la personalidad espiritual del ser humano, constituye un bien fundamental cuya valoración supera holgadamente a los restantes derechos y libertades, por la simple circunstancia de que ninguno de ellos puede ser considerado en forma separada de aquélla. La vida es el presupuesto condicionante de las restantes especies del género libertad, más claro: sin vida, no hay libertad de elección de nada.

La libertad es un valor noble y por el que peleamos constantemente, pero debemos tener cuidado cuando en nombre de la libertad violentamos los de derechos de otros.


(*) Diputada nacional por el PRO-Buenos Aires. Presidente de la Comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados de la Nación.

etiquetas