18/05/2018 Gastronoma

El Viejo Mercado de San Telmo, un sitio para pasear y degustar comidas de todo el mundo

Con una gran oferta gastronómica que va desde chivito uruguayo, crepes y choripanes gourmet hasta una variada infinidad de quesos y hot dogs, el mercado se instala como alternativa turística dentro de la Ciudad de Buenos Aires.


Falafel y shawarma de Medio Oriente, crepes franceses, tapas y tortillas españolas, empanadas y cervezas artesanales son solo algunas de las propuestas para comer en el nuevo paseo y polo gastronómico que cambia al histórico mercado del barrio porteño de San Telmo, a más de 120 años de su inauguración.

Pero eso no es todo: también pueden llevarse de ese lugar chorizos de cerdo y cordero, productos regionales gourmet y picadas con pan y churros dulces y salados, mientras admiran antigüedades o compran frutas y verduras además de pescado y achuras de las más variadas, como las ubres que no se consiguen en los "super" mordernos.

En el corazón de San Telmo, en la manzana Bolívar, Carlos Calvo, Defensa y Estados Unidos, a una cuadra de la Plaza Dorrego, el tradicional mercado goza desde una renovación gastronómica a precios accesibles para todos los porteños, turistas nacionales e internacionales.