24/04/2018 opinin

La despenalizacin del aborto: un debate necesario

El debate sobre la despenalización del aborto continuó hoy en un plenario de la Cámara de Diputados. Al respecto opinó para Télam Mabel Bianco, titular de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), quien argumentó a favor de la iniciativa.

Mabel  Bianco

Por Mabel Bianco

Argentina avanzo desde la recuperación de la democracia en la sanción de leyes que ampliaron y garantizaron derechos humanos básicos, como la patria potestad, la ley de matrimonio equiparando derechos de ambos miembros de la pareja, la salud sexual y reproductiva, la Educación Sexual Integral -ESI-, la promoción de los derechos de niños, niñas y adolescentes, el matrimonio igualitario y la ley de identidad de genero, entre otras.

Estas leyes no necesariamente se están implementando pero sí reconocen los derechos y permiten reclamar que sean una realidad que beneficien a toda la ciudadanía sin diferencias de ningún tipo.

La despenalización del aborto es uno de los temas pendientes que hasta ahora no se logro se discuta, porque no hubo decisión política de quienes ejercían el PEN. No faltaron en todos estos años proyectos de diputados, hombres y mujeres de distintos partidos políticos, pero no pudieron llegar a discutirse ni siquiera en las comisiones, menos aun llegar al recinto porque faltó decisión política. Ahora el Presidente Macri abrió esta discusión, sin conjeturar sobre los motivos, celebramos esta decisión . El 8 de marzo la movilización masiva en todo el país expresó este reclamo, la diferencia fue que esta vez, el mensaje se escuchó.

Ahora les toca a los diputados nacionales decidir. Recordemos, ellos no votan en base a sus creencias personales sino se deben a sus representados, por eso su voto debe ser en base a los mandatos de sus representados y de los partidos políticos a los que pertenecen.

Iniciada hace dos semanas la discusión en la reunión conjunta de comisiones, ya tenemos algunos beneficios no pensados. Hemos logrado TODOS, incluso quienes antes se oponían a la ESI y la Salud sexual y reproductiva, reconocer que son necesarias para prevenir el aborto. Porque una coincidencia entre los unos y otros es que todos queremos disminuir los abortos.

Entonces, ¿cuáles son las divergencias? Mientras algunos privilegian la vida del feto otros creemos se debe privilegiar la vida de las mujeres en general madres, pobres y/o carenciadas de vínculos sociales que ante la necesidad de interrumpir un embarazo que no pueden sostener recurren al aborto clandestino y ponen en riesgo su salud y vida.

Frente a esta realidad, quienes estamos a favor de la ley es porque no queremos más mujeres que enfermen o mueran por que se practican un aborto inseguro. Estas enfermedades o muertes maternas son prevenibles si se realizan en forma segura y para eso hay que eliminar la condición de clandestinidad que impide interrumpir el embarazo en servicios de salud.

Por eso todos estamos a favor de la vida, la diferencia es que mientras algunos defienden a capa y espada la vida del feto, otros creemos las mujeres tienen derecho a vivir si deciden interrumpir un embarazo.

Se alude a que el aborto es anticonstitucional basándose en una errónea interpretación del Pacto Interamericano de Derechos Humanos incluido en la Constitución Nacional en la reforma del '94. Dicho pacto reconoce el respeto a la vida en general desde la concepción. Estas palabras en general son las que relativizan la defensa de la vida desde la concepción y que quienes lo usan como argumento contra la despenalización del aborto ignoran, por eso dicen este pacto impide el reconocimiento del derecho al aborto.

Otro argumento en contra, es en relación al Código Civil y Comercial porque solo consideran el articulo 19 que reconoce el derecho a la vida desde la concepción pero ignoran el art. 20 que reconoce recién tienen derechos cuando nacen o sea a partir del nacimiento recién son considerados personas humanas y gozan de derechos.

Es fundamental aclarar a la ciudadanía por las confusiones que crean estas interpretaciones falaces que confunden a quienes no son expertos. Pero en realidad este es un tema vivencial y solo quienes lo experimentaron en carne propia o de alguien próxima pueden entender en la dimensión vivencial y no teórica. Necesitamos la ley para permitir a quienes deciden abortar no arriesguen su salud y su vida.


(*) Titular de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM).

etiquetas