01/02/2018 Ecuador

Lenn Moreno rechaz la violencia y llam a la paz

El presidente cerró la campaña proselitista con miras a la consulta popular y referéndum del próximo domingo con un rechazo a cualquier tipo de agresión.

Durante su discruso de cierre de campaña en Quito de cara a la consulta popular por la reelección, y sin personalizar ninguna situación, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, se manifestó en contra de cualquier tipo de violencia. Lo hizo el mismo día en que su ex correligionario y predecesor Rafael Correa denunció el asedio de una turba en las afueras de una radio en Quinindé, en la costa del país, en la que daba declaraciones sobre su campaña por el "no" a la consulta popular impulsada por el Ejecutivo.


Ante estos hechos, Moreno indicó que habrá sanción para todas las personas que ofendieron de palabra o físicamente a otros: "Rechazo totalmente cualquier tipo de agresión física a cualquier persona, en cualquier lugar del mundo. Lo he predicado toda la vida, he dicho que es necesario que nos unamos, respetemos", citó la agencia EFE.



En tanto, desde el Ministerio del Interior se anunció que la Policía investigará los hechos ocurridos en Quinindé, así como a los responsables "que atentaron contra el orden público y los bienes públicos y privados".


Sin entrar en detalles, Moreno apuntó que "nada se resuelve con agresiones verbales o físicas. Nadie tiene por qué ser agredido. Lo he dicho una y mil veces: ¡a desterrar el odio y la violencia!", al tiempo que formuló un llamado a la ciudadanía para que "se mantenga la paz y el orden público en beneficio de una adecuada convivencia democrática".



Durante su discurso de cierre, Moreno también instó a votar "sí" en la pregunta para que sean imprescriptibles los delitos de abuso sexual contra menores, así como en el resto de cuestiones de la consulta y el referéndum, que contiene siete preguntas en total.



Finalmente, el actual mandatario ecuatoriano pidió el apoyo para que se elimine la reelección indefinida.