10/01/2018 Chile

Difunden una lista de los religiosos denunciados por abuso sexual

A días de la llegada del Papa Francisco, Ann Doyle, director de la ONG Bishop Accountability, que recopila casos cometidos en todo el mundo, dará a conocer este miércoles un documento con la situación el país trasandino.

La ONG estadounidense Bishop Accountability presentará este miercoles en una conferencia de prensa un documento en el que figura una lista de religiosos chilenos que enfrentan denuncias por abuso sexual.

El documento detallará casos de alrededor de 70 sacerdotes, diáconos, hermanos religiosos y una monja, acusados de abuso sexual, según informó la web de noticias chilena "El Ciudadano". 

La actividad, en la que participará Anne Doyle, directora de la ONG, será en las oficinas de la Fundación para la Confianza, creada en 2010 por James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, tres de los jóvenes abusados sexualmente por el sacerdote Fernando Karadima, además del abogado Juan Pablo Hermosilla.

La conferencia se produce a solo días de la llegada a Chile del papa Francisco, líder del mundo católico. “La Iglesia Católica de Chile hace oídos sordos a las exigencias del Papa de aplicar el principio de ‘tolerancia cero'”, dice Doyle.

Es en este marco que la organización internacional que codirige la investigadora exhorta al sumo pontífice a que “aproveche su visita a Chile para sancionar a los obispos chilenos que han sido cómplices de estos sacerdotes”. “Siguen guardando en secreto los nombres de muchos de los abusadores”, añadió.

Bishop Accountability es una organización privada sin fines de lucro que recopila casos de abusos sexuales cometidos por sacerdores en todo el mundo. El sitio web fue fundado en 2003 por Terence McKiernan, que actualmente la dirige junto con Ann Doyle, que será la encargada de dar a conocer el trabajo que realizaron en Chile.

La organización tiene un lema, "Documentando la crisis de abuso en la Iglesia Católica Romana", y según la descripción que hacen de su trabajo aseguran que su "esperanza" es que "la información ayude a exponer a los obispos que han abusado de niños o adultos o que han ayudado a los abusadores". 

La lista de religiosos chilenos vinculados a casos de abusos sexuales es mantenida en privado por la Iglesia. En 2011, tras las denuncias de abusos sexuales contra el sacerdote Fernando Karadima, el episcopado decidió subir a su página web un listado con los condenados por este tipo de delitos, que entonces llegaba a 18 presbíteros sancionados por la justicia civil o la canónica. Sin embargo, el 2016 se retiró la lista de nombres cuando los casos sumaban 32.

El diario chileno La Tercera, por su parte, realizó su propia investigación que data sobre las denuncias presentadas desde 2002. Según la misma, 45 religiosos católicos fueron condenados, ya se penalmente o por el Vaticano, de los cuales 34 fueron sentenciados por abusos sexuales contra menores de edad.

Aún hay 11 causas que se mantienen pendientes de resolución y otras seis fueron cerradas por traslado o fallecimiento del denunciado. En 3 causas, los sacerdotes se quitaron la vida poco antes o tras ser acusados. También hay 18 casos en que la justicia decretó el sobreseimiento, la prescripción del delito o absolución por no tener las pruebas que acreditaran las denuncias.

Según La Tercera, en total son 80 los religiosos que fueron acusados por abusos: cuatro obispos, 66 sacerdotes, un diácono, dos consagrados y seis hermanos maristas. También se suma el caso de una monja, Isabel Margarita Lagos, sor Paula, quien falleció el 2012 tras ser removida como superiora de Las Ursulinas, denunciada al Vaticano por abuso sexual contra alumnas.

El tema volvió a estar en el centro del debate público en el país trasandino a raíz de la investigación que se lleva a cabo sobre los abusos cometidos por miembros de la Congregación de los Hermanos Maristas. El lunes, el diario catalán El Periódico realizó una nota sobre sobre cómo la orden religiosa silenciaba las denuncias.

La Fiscalía Sur maneja antecedentes sobre los presuntos delitos sexuales cometidos por seis maristas -dos de ellos ya fallecidos-, investigación que se inició a partir de una denuncia contra Abel Pérez Ruiz, acusado de abusar de 14 menores, 10 del Instituto Alonso de Ercilla y otros cuatro del Colegio Marcelino Champagnat, en La Pintana.