18/09/2017 Congreso Nacional

Taqugrafos del Congreso, un oficio imprescindible para la democracia

Desde hace 144 años, el cuerpo de taquígrafos de Congreso Nacional registra cada uno de los debates de los representantes del pueblo y las provincias argentinas, un trabajo imprescindible para dar validez a las normas aprobadas y que, sin embargo, cada vez menos personas están dispuestas a ejercer.

Por Alejandro Daniel Tejero Vacas


Como cada vez son menos los institutos que enseñan la profesión, son los mismos taquígrafos del Congreso quienes se encargan de formar a aquellos que darán continuidad a su trabajo, labor necesaria para que el Congreso siga funcionando.

Guillermo Castellano, director del cuerpo de taquígrafos de la Cámara de Diputados, entró a trabajar en el Congreso hace 44 años y recuerda una sola ocasión en la que los taquígrafos no tomaron registro de una sesión: fue durante el gobierno del entonces presidente Fernando de la Rúa, en solidaridad con trabajadores despedidos.

"Fue un escándalo. Vinieron los propios diputados a pedirnos que fuéramos al recinto. Había muchos que querían dar de baja la sesión porque sin versiones taquigráficas de los debates no tenía validez la sesión", explicó Castellano a Télam.