25/07/2017 salas

Alberto Drago regresa a los escenarios con la obra “Contemplo la nieve que cae blandamente”

La obra narra el encuentro de un hombre joven con un escritor famoso y argentino que tal vez sea su padre, que con dirección de Eduardo Lamoglia y brillos de actuación se ofrece en El Tinglado, Mario Bravo 948, los domingos a las 20.15.

Por Héctor Puyo

Hay una cita en alguna confitería porteña de categoría a la que el joven dice frecuentar por la calidad del café que sirven, en tanto el mayor destaca el sabor del té inglés -en realidad de Ceylán o Sri Lanka- que saborea, mientras evoca escenarios europeos en los que ha vivido y a los que siente que pertenece.

El hombre es un escritor al que "sólo le falta ganar el Premio Nobel", según dice, soberbio, pagado de sí mismo y detractor de los poetas del tango y los sentimientos populares, entre ellos el fútbol y Carlos Gardel, lo que podría acercarlo a la personalidad de Jorge Luis Borges sin redondearlo, porque además no es ciego ni tiene bastón.

Drago evita hacerlo para no caer en los lugares comunes aunque aporta indicios sobre su relación edípica con “madre” y la filiación europea de ese argentino trasplantado que descree de las pasiones y para ello sublima en su obra literaria, significativamente poblada por tauras, cuchilleros y gauchos bonaerense o de las cuchillas orientales. 

Para más información ingrese al servicio de noticias