20/07/2017 Polmica en las redes

Fuertes crticas al museo Madame Tussauds por crear una Beyonc blanca y sin caderas

La polémica estalló en las redes sociales luego de que la sucursal neoyorquina del museo publicara la foto de la figura. La réplica de cera de Byoncé nada tiene que ver con la real: es blanca, mucho más delgada y sus rasgos afro desaparecieron.



Si bien, de tanto en tanto surge una polémica en torno a alguna  réplica de cera del famoso mueso, cuyas figuras en general suelen impresionar por el parecido con sus gemelas de carne y hueso, la de Beyoncé armó más revuelo que ninguna.

Es que el casi nulo parecido de la Beyoncé de cera con la Byoncé real, enfureció no solo a desconocidos fans de la cantante, que inundaron las redes sociales con críticas, sino que también indignó  a figuras públicas.

Y no es para menos, ya que la fisonomía de la estatua de cera no tiene nada que ver con Beyoncé real: la figura es más bien parecida a Britney Spears que a la diva de Houston. 

Ante el poco parecido, la red social se llenó de comentarios airosos, memes y gifs, criticando en especial el hecho de que a la réplica de la estrella estadounidense le falten caderas y tenga un color de piel mucho más claro que la auténtica.



Desde Madame Tussauds trataron de justificar el asunto con el argumento de que ese color se debe a la iluminación de la sala y el flash de las fotografías.

“Nuestro talentoso equipo de escultores se esfuerza para que todas nuestras figuras de cera representen en color y forma a la celebridad que corresponde. La iluminación y el flash de las fotografías pueden distorsionar y tergiversar el color de nuestras figuras de cera”,  señalaron las fuentes del museo, según cita el portal estadounidense TMZ.



También hubo quejas de figuras famosas como las de la actriz Terry Pheto, quien le respondió al mueso vía Twitter: “Nah, it’s Kate Hudson”.

A su vez, Michelle Lee, editora de la revista de moda Allure, subió a su cuenta de Twitter varias fotos de figuras de cera de Beyoncé localizadas en otros museos, en las que tampoco se parece a la cantante.

Incluso, Lee se pregunta si los escultores que realizan estas figuras de cera, alguna vez vieron a la diva.