26/06/2017 opinin

La participacin popular como solucin a la problemtica de violencia y adicciones

"Dársela en la pera" significa, en el lenguaje juvenil, llegar al límite de lo que soporta el cuerpo al consumir alguna sustancia. El ¿por qué un adolescente llega a eso? está contado en un libro que lleva ese nombre y que es una pintura de la situación del consumo de sustancias, la desigualdad y la violencia en la provincia de Buenos Aires. Sobre esta problemática opinó para Télam el diputado provincial y dirigente del Movimiento Evita, Fernando "Chino" Navarro, uno de los promotores de este proyecto del Instituto de Investigación en Jóvenes, Violencia y Adicciones (IJóvenes), que depende de la Cámara de Diputados bonaerense.

Fernando

Por Fernando "Chino" Navarro

Para lograr avanzar en la solución de la situación de los jóvenes y sus familias respecto a los problemas de violencia y adicciones se requiere una tarea minuciosa en el territorio, en los barrios. Tiene que ver con conocer la realidad del hombre y la mujer de a pie para que sea desde ahí que podamos encontrar e implementar soluciones concretas para combatir este flagelo que atraviesa a toda la sociedad.

Hace unos años intercambiando ideas con el entonces monseñor Jorge Bergoglio fue que comprendimos la necesidad de la tarea en la que ahora estamos comprometidos. En los barrios nos encontrábamos con los curas y los militantes católicos y compartíamos nuestra preocupación por la falta de oportunidades y por las acechanzas que padecían los jóvenes. '¿Qué podemos hacer?', le preguntamos cuando ni imaginábamos que se convertiría en el papa Francisco. '¿Y por qué no crean un ámbito para estudiar con seriedad el problema?', nos sugirió. Esa fue la idea primigenia que dio origen al Instituto de Investigación sobre jóvenes, violencia y adicciones (IJÓVENES) que presido en la Cámara de Diputados de la provincia.

Entendiendo esta premisa un equipo de periodistas, sociólogos, psicólogos y politólogos se adentró en cuarenta barrios del Conurbano y la provincia. Entrevistaron y pasaron tiempo con los protagonistas de esta problemática: los escucharon, conocieron a sus familias, a sus terapeutas, a los docentes y operadores comunitarios o estatales que intentan contenerlos. El resultado es el libro "Dársela en la pera": una pintura de la situación del consumo de sustancias, la desigualdad y la violencia en la provincia más poblada del país.

El libro es un diagnóstico que nos permite empezar a conocer lo que pasa en los barrios y a empezar a construir un camino que nos ayude a pensar en cómo resolver este problema, el de las adicciones. Para eso debemos implementar políticas de Estado teniendo como eje central la participación y organización popular que es desde donde realmente deben construirse esas políticas.

En un contexto en donde tenemos un gobierno de empresarios y que la lógica con la que se rigen es con la del mercado, haciendo, además, eje en el consumo problemático de drogas como una cuestión de ilegalidad, delincuencia y marginalidad, es que este libro toma una relevancia especial.

En el trabajo que realizamos, más allá de la importancia de lo que significa la contención familiar, encontramos otras formas concretas que sacan a los jóvenes de las adicciones o los contienen para no entrar en ellas. Nos referimos específicamente a cuatro: La música, el deporte, la religión y la militancia.

Todas estas actividades se encuentran atravesadas por un denominador común: la construcción colectiva. La música siempre es en grupo y los deportes que se practican son aquellos que se juegan colectivamente. Por supuesto la militancia y la religión siempre es trabajo de un conjunto.

Vemos como la organización en los barrios, la participación de los jóvenes y las familias involucrados en el problema es desde donde realmente se logra avanzar en la solución de esta problemática.

La falta de justicia social, la falta de oportunidades, son la columna vertebral de este problema. Las políticas de empobrecimiento que implementa este gobierno, sumado a la represión a los jóvenes y la estigmatización en cuestiones de drogas, sólo profundiza la problemática en adicciones y violencia.

Solo a través de la participación popular, en el territorio e involucrando a los protagonistas en los barrios es que vamos a poder avanzar sobre una real y concreta solución.

(*) Miembro del Movimiento Evita. Diputado provincial por Peronismo para la Victoria (FpV-Buenos Aires).