01/06/2017 Alemania

Facebook le gan un juicio a los padres de una adolescente fallecida

Los progenitores le reclamaban a la red social, a través de la Justicia alemana, el acceso al contenido de la cuenta de su hija para esclarecer su muerte, pero un Tribunal rechazó el pedido.



El Tribunal de apelaciones de Berlín rechazó el miércoles pasado la obligación de Facebook a proporcionar el acceso a la cuenta de una adolescente fallecida a su padres, quienes buscaban esclarecer las circunstancias en la que murió su hija, según pubicla un cable de la Agencia AFP.

Los jueces alemanes revocaron la decisión tomada en primera instancia a favor del matromonio en 2015, e hicieron lugar a la apelación de la red social que había alegado "el respeto a la vida privada de los interlocutores de la difunta".



La pareja le pedía a Facebook que les brinde los contenidos publicados por la niña en su perfil antes de su deceso, ocurrido
en 2012, cuando con tan solo 15 años fue atropellada por el metro de Berlín.

Los fundamentos del pedido eran porque ellos querían estudiar las publicaciones o el historial de las conversaciones que la niña mantenía en esa red social y de esta manera podrían entender las circunstancias de la muerte de su hija para saber si se trató de un accidente o de un suicidio.



La pareja decía que que los contenidos de la cuenta de Facebook de la adolescente equivalían jurídicamente a un diario íntimo o a cartas, que pueden llegar a manos de los familiares tras una muerte en forma de herencia.

En la decisión que tomó el miércoles 31 de mayo, la justicia alemana respaldó el argumento de apelación del gigante estadounidense de las redes sociales sobre el “respeto a la vida privada”, y recordó que “el secreto de las telecomunicaciones está garantizado por la Ley fundamental” alemana y se aplica también a los contenidos de las cuentas de Facebook.

Además, las personas con las que la hija de los demandantes estaba en contacto, también podrían reivindicar que se respete la protección de esta correspondencia digital, de naturaleza privada, insistieron los jueces.

Cabe recordar que durante el proceso en primera instancia, el Tribunal había considerado que el contrato pasado entre el internauta y Facebook entraba en el ámbito de la sucesión, incluyendo los contenidos digitales publicados en la cuenta.

Además, la difunta era menor, por lo que sus padres tenían derecho a saber cuándo y con quién se comunicaba por Facebook, según la jurisdicción.

Facebook apeló ese primer fallo alegando que “el acceso a los datos de la adolescente podía violar los contenidos privados de otros usuarios que se comunicaban con ella.