30/04/2017 televisin

Valentina Zenere, la villana de "Soy Luna"

La joven actriz anticipó que en la segunda temporada de la exitosa tira televisiva de Disney Channel su personaje "buscará su identidad" al tiempo que se "enfrentará con más obstáculos", entre ellos los problemas que deberá solucionar con el desembarco de las cámaras.

 La joven actriz y modelo Valentina Zenere, quien se pone en la piel de la villana Ámbar Smith en "Soy Luna", anticipó que en la segunda temporada de la exitosa tira televisiva de Disney Channel su personaje "buscará su identidad" al tiempo que se "enfrentará con más obstáculos", entre ellos los problemas que deberá solucionar con el desembarco de las cámaras.

Una de las grandes novedades de la nueva temporada de la tira, girará en torno de las cámaras que transmitirán en tiempo real varias situaciones de su cotidianidad y que, como un panóptico, se dispondrán en los espacios comunes para sacar a los personajes de su zona de confort.

Cada uno querrá demostrar sus habilidades, cómo canta y cómo baila pero, al mismo tiempo, se verá restringido en varios aspectos de su forma de ser ya que perderá su privacidad y siempre tendrá a alguien observando. En cierto punto, se generará una relación de amor y de odio entre los personajes y lo que esos aparatos realmente significan.

"Las cámaras son un gran desafío porque a cada personaje le pega de una manera diferente. Ámbar está buscando su identidad, quién es en realidad ella, y tiene más obstáculos porque odia las cámaras, la desfavorecen y la dejan en evidencia. Por ahí dice algo en voz alta y no se da cuenta de que la están viendo, entonces tiene que solucionar dos problemas", adelantó la rubia, de 19 años, sobre la dinámica que se comenzará a tejer alrededor de la exposición en la tira que se emite de lunes a las 18.

Es mi primera villana y me divierte mucho porque puedo hacer todo lo que no puedo hacer en la vida real, romper y tirar lo que se me ocurra


Valentina Zeneres
Si bien es algo que jamás en su vida ni en la del mexicano Michael Ronda -que se pone en la piel del mejor amigo de Luna, Simón- se propondrían, el actor, de 20 años, afirmó que es "una idea inteligente desde el lado comercial porque es sumarse al avión, es estar al día como el Fab and Chic de las chicas y la banda".

Esta segunda temporada de "Soy Luna" tiene nuevas historias e irá develando el secreto de Luna (la mexicana Karol Sevilla).

Además Ámbar, villana y archienemiga de Luna , deberá sortear junto a Jazmín (Katja Martínez), Delfi (Malena Ratner), Gastón (Agustí­n Bernasconi) y Ramiro (el chileno Jorge López) las dudas vocacionales que se desatan tras egresar del Blake South College.

"Lo bueno es que no desaparece la música ni el patín ni el baile ni muchos menos las escenas de amor, de amistad y de peleas. Hay más opciones de identificarse con los personajes porque a cada uno le pasan cosas muy diferentes", agregó Ronda, quien irrumpió en la pantalla chica con "A cada quien su santo", en 2009.

El último capítulo del primer año de "Soy Luna" se selló con el beso más esperado de sus 80 capítulos, el de Luna y Matteo que aunque Simón no lo ve, se termina enterando como todos: "Cuando te enamorás -anticipó el actor- es muy difícil dejar de estarlo de un día para el otro, y el amor que siente Simón por Luna es muy transparente. Él quiere verla feliz sin importarte cómo, así que le dará un poco de espacio y le surgirán otras responsabilidades".

En Argentina, este último capítulo que se emitió el 26 de agosto del año pasado, fue lo más visto en su franja horaria y obtuvo 5.3 puntos de rating, un incremento del 130% respecto de la audiencia habitual de Disney Channel, posicionándose como uno de los referentes en mantener vigente la antigua tradición de reunir a los espectadores frente a la pantalla de televisión por la grilla de programación.



Pero no es la única sorpresa para la nueva entrega: el padre de Sharon y abuelo de Ámbar, interpretado por Roberto Carnaghi, aparece en la mansión alterando la rutina, trayendo recuerdos del pasado, y destrabando algunas incógnitas que no permiten completar el mapa.

"Aprendo mucho de Roberto, es un actorazo. Viene a la vida de todos los Benson y Valente a cumplir un rol muy lindo porque Ámbar no quiere saber nada pero después pasa algo que la obliga a acercarse. Va a querer encontrar un poco de amor en él y va a tratar de vivir cosas que no tienen nada que ver con Sharon y eso le molesta", agregó Zenere.

En tal sentido y rescatando las virtudes de ser Ámbar, la rubia resaltó sobre la construcción de su personaje: "Es mi primera villana y me divierte mucho porque puedo hacer todo lo que no puedo hacer en la vida real, romper y tirar lo que se me ocurra".

Estos cambios mostrarán en Ámbar un costado más humano y más sensible que se traducirá en una relación que irá construyendo a través de su reflejo. Aunque ella se ama y su casa seguirá decorada con fotos de su rostro por todos lados, su cuarto le dará la bienvenida a un nuevo protagonista.

"El espejo es su centro. Ámbar habla con ella misma, se mira al espejo y reflexiona sobre las cosas que le pasan. Es la madre que no tiene. Cuando se encuentra con el espejo se olvida de todo el afuera, de lo que tiene que estar bien y mal, supera el plano realidad, y puede pensar lo que va a hacer con ella misma", confesó la rubia, cuya primera interrupción en la televisión fue de la mano de Cris Morena con "Casi Ángeles" en 2010.

Desde su lanzamiento en Latinoamérica en marzo de 2016, "Soy Luna", serie que busca continuar el legado que dejaron las tres temporadas de la tira "Violetta", demostró su poderío con una excelente performance, liderando los ratings en su franja horaria y alcanzando más de 19.3 millones de televidentes en Latinoamérica.
etiquetas