20/04/2017 Punta del Este

Un informe confirma que la avioneta que cay en Uruguay llevaba ms peso del permitido

Un informe técnico reveló que la avioneta que cayó hace más de dos años en el aeropuerto de Punta del Este y provocó la muerte de 9 argentinos y una portuguesa llevaba sobrepeso y que los pilotos estaban presionados por los dueños de la nave para realizar los vuelos.


Un informe técnico reveló que la avioneta que cayó hace más de dos años en el aeropuerto de Punta del Este y provocó la muerte de 9 argentinos y una portuguesa, llevaba sobrepeso, que se adulteró su configuración para llevar más pasajeros que los autorizados y que los pilotos, que fallecieron en el accidente, estaban presionados por los dueños de la nave para realizar los vuelos y ni siquiera estaban debidamente habilitados.

Los expertos de la Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación (Ciaia), del Ministerio de Defensa de Uruguay, obtuvieron los videos del Aeródromo de San Fernando del cual la avioneta despegó el 19 de marzo del 2015, en los cuales se observa que una hora antes del despegue fue reconfigurada para que se pudieran sentar 8 personas, además de los dos pilotos, a pesar de que estaba autorizada sólo para seis pasajeros.

Se trata del informe final realizado por las autoridades aéreas de Uruguay que ya fue incorporado al expediente penal que tiene la jueza letrada de Primera Instancia de Maldonado, Adriana Morosini Pérez, sobre el accidente aéreo en el que fallecieron empleados de la empresa La Rural S.A. que viajaron a Punta del Este para supervisar los trabajos que se estaban realizando para la instalación de un centro de exposiciones.

El avión bimotor Beechcraft Kin Air B90, matrícula LV-CEO, perteneciente en mayor parte a la empresa Droguerías Meta S.A., partió de San Fernando cerca de las 8.20 de la mañana del 19 de marzo de ese año piloteado por Luis Pivida (59) y Diego Chiaradía (45), y aterrizó una hora después en el Aeropuerto de Laguna del Sauce, en la ciudad balnearia uruguaya de Punta del Este.

Los pasajeros Mario Barba (42), Joanna Mc Cormack (41), Alfredo Dietrich (51), Carlos de Elías (56), Marcelo Zarco (48), Horacio Peñaflor (48), Luis Gustavo Pera (58) y Marta Pires Vieira (portuguesa, 41), trabajaron durante todo el día y regresaron al aeropuerto de Punta del Este a las 20, para regresar a Argentina.

Según el informe al que tuvo acceso Télam, el avión despegó nuevamente de ese aeropuerto a las 20.38 y se estrelló pocos segundos después en la Laguna del Sauce, ubicada sobre uno de los extremos de la pista, tras lo cual la aeronave se incendió y fallecieron todos sus ocupantes.

El informe realizado por los expertos señala que las causas del accidente fueron múltiples, pero aclararon que "la aeronave no cumplió con el perfil recomendado por el fabricante para el despegue en cuanto a sus velocidades y régimen de ascenso" y que no cumplía "con las Reglamentaciones Aeronáuticas", ya que "no estaba habilitada para realizar vuelos contratados".

Además, señala que "el proceso de habilitación de los tripulantes no está claro si se cumplió", que "no se cumplió con lo estipulado por el fabricante de la aeronave en lo que respecta a la operación y limitaciones de la aeronave", y que el "mantenimiento era inadecuado".

Por otra parte, señala como conclusiones finales que los pilotos no poseían una adecuada habilitación para volar este tipo de aeronaves, que sufrían "presiones de los dueños del avión para realizar los vuelos", y que estaban "cansados y estresados".

Una de las claves del informe son las cámaras de seguridad del aeródromo de San Fernando y los libros de viajes de ese aeropuerto.

Allí figura que la aeronave LV-CEO había sido contratada para realizar un vuelo desde La Plata hacia San Luis y con regreso a San Fernando, pero que por motivos que se desconocen, ese viaje fue suspendido e inmediatamente se montó el operativo para que despegue hacia Punta del Este con esta comitiva que finalmente murió.

En las imágenes se observa que la aeronave estuvo en pista a punto de despegar a La Plata a las 6 de la madrugada de ese 19 de marzo, pero que los pilotos Pivida y Chiaradía recibieron una llamada de urgencia que los obligó a detener los motores, a que bajaran los dos pasajeros que llevaban y que regresaran al hangar.

Según esas imágenes, la aeronave ingresó a las 6.30 al hangar, allí se realizó la reconfiguración para que pudiera albergar a ocho pasajeros, y a las 7.30 ya estaba nuevamente en pista para partir hacia Laguna del Sauce.

Al momento del accidente, los investigadores determinaron que la avioneta tenía un exceso en el máximo del peso permitido para el despegue de casi 300 libras y que los pilotos no tenían el período de descanso adecuado.

"El piloto hacía mucho tiempo que no volaba este modelo de Beechcraft (la última vez había sido en 1997), ya que estaba acostumbrado a volar jets ejecutivos", señala el informe al que tuvo acceso Télam, en el que también dice que "el copiloto no poseía experiencia en el modelo de aeronave accidentada y estaba pasando apremios económicos".

"La actuación y conversaciones telefónicas de los pilotos indicaban que su conocimiento y comprensión de los sistemas y la operación de la aeronave no eran los adecuados" y que "era el primer vuelo que hacían en horario nocturno es esta aeronave", aseguraron los expertos.

Los familiares de las víctimas vienen reclamando desde hace más de dos años el esclarecimiento del accidente y que se identifique a los culpables.

"En nuestras investigaciones privadas llegaron a la conclusión que el avión no tenía que haber estado en vuelo porque no estaba habilitado para hacer vuelo comerciales", explicó uno de los abogados de las familias de las víctimas Javier Salerno.

Por su parte, Viviana Alonso, esposa de Mario Barba, uno de los pasajeros fallecidos, exigió a la Justicia argentina y a la uruguaya que se informen "todas las irregularidades".

"Sin negar que fue tragedia, que es parte de la fatalidad o del destino, le exijo a la Justicia argentina y a la Justicia uruguaya que nos den un informe de todas las irregularidades que hubo en este caso, saber quiénes fueron responsables de cada una de ellas y sentar un precedente a partir de esto", dijo a Télam.