04/04/2017 Venezuela

Nueve heridos, uno de bala, durante una marcha opositora

La Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela (GNB, policía militar) disolvió con gases lacrimógenos y perdigones una manifestación de decenas de opositores que intentaban marchar hacia el Parlamento en apoyo a la destitución de los magistrados del Supremo.

Nueve personas resultaron heridas en Caracas, una de bala y las demás con politraumatismos, luego de que grupos armados de presuntos seguidores del chavismo atacaran a tiros a manifestantes opositores que marchaban hacia la Asamblea Nacional, informó el alcalde del municipio capitalino de Chacao, Ramón Muchacho.

La Polica venezolana le impidi a una marcha opositora llegar al Congreso

La Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, suspendió la sesión en la que pretendía remover a varios magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, luego de que las autoridades impidieran el paso de los diputados y centenares de partidarios hasta la sede del Legislativo, en medio de denuncias de choques entre oficialistas y opositores con disturbios y disparos de armas de fuego.

Los enfrentamientos ocurrieron cuando miles de opositores intentaban llegar hasta la sede de la Asamblea Nacional, en el centro de la capital, pero fueron contenidos por la policía y efectivos de la Guardia Nacional (polilcía militar).

La crisis política en Venezuela se agudizó la semana pasada cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anuló funciones del Parlamento, dominado por la oposición, una decisión que fue finalmente revertida tras un pedido de Maduro.

Con tanquetas, camiones hidrantes y gases lacrimógenos, los efectivos de seguridad trataban de impedir el avance de la marcha, mientras simpatizantes del gobierno lanzaban piedras desde edificios de viviendas sociales.

Los manifestantes, con banderas de Venezuela, tapándose la cara y con el torso descubierto, devolvían las piedras y gases, reseñó la agencia de noticias Reuters.



"Con gas no van a ocultar a esos 3 millones de venezolanos que están buscando comida en la basura, con gas no van a poder evitar que los hospitales sigan en la grave crisis en que se encuentran", dijo el diputado opositor Carlos Paparoni, visiblemente afectado por el gas pimienta.

A unos kilómetros, miles de partidarios de Maduro se congregaban para reclamar por el intento de "golpe de Estado" que, denuncian, llevan a cabo sus adversarios con el fin de deponer al sucesor del fallecido Hugo Chávez.

En otras ciudades, cientos de opositores marcharon en jornadas pacíficas. Venezuela atraviesa una grave crisis, con la inflación más alta del mundo, recesión económica y escasez de alimentos y medicamentos de las que la oposición culpa a Maduro.

La OEA llamó anoche a Venezuela a respetar la separación e independencia de poderes y, pese a que el TSJ revirtió los fallos contra el Parlamento, la oposición y varios gobiernos latinoamericanos acusan que aún hay violaciones a los derechos humanos y detenciones de disidentes.



Esta tarde el Congreso iniciará el proceso para destituir a los magistrados del TSJ que firmaron las controvertidas sentencias atribuyéndose funciones legislativas. Sin embargo, la iniciativa no avanzaría ya que depende de otros poderes públicos que están alineados con el gobierno.