04/04/2017 opinin

La modernizacin tecnolgica de los profesionales: hacia un trabajo ms gil y eficiente

Tanto contadores como abogados, por ejemplo, van a tener que recurrir cada vez más al uso de la tecnología para simplificar su trabajo, automatizar tareas complejas y mejorar su efectividad en el trabajo. Esta necesidad también se ve reflejada en iniciativas como el programa Justicia 2020, que contempla la modernización del sistema judicial argentino. Al respecto opinó para Télam Carlos Gaona, Country Manager para Argentina y Head of Professional para Iberoamérica de Thomson Reuters.

Carlos Gaona

Por Carlos Gaona

Los escenarios en los que trabajan los contadores y los abogados cambian constantemente. Entre los principales desafíos que se enfrentan actualmente están: la proliferación y evolución de las cargas regulatorias; la presión para disminuir los costos; la urgencia de automatizar tareas ante la saturación por el exceso de trabajo; la mejora del acceso a la información y la despapelización de la administración pública.

Entonces, ¿cómo podemos simplificar la complejidad de mercados como el jurídico y el de impuestos? La respuesta es una: utilizando de manera inteligente la tecnología.

En 2016, el Sinceramiento Fiscal obligó a los contadores a tener que trabajar con plataformas tecnológicas para poder valuar los bienes a exteriorizar, calcular escenarios, evaluar alternativas y analizar costos y contar con información de la incidencia futura en Bienes Personales para aconsejar a sus clientes. Un sondeo de opinión realizado en diciembre de 2016 con más de 50 estudios contables clientes de Thomson Reuters, reveló que el 51,2% de los contadores consideró alto el grado de complejidad para interpretar las normativas que reglamenta el Sinceramiento Fiscal.

Esta cifra refleja que ya no es suficiente contar con profesionales capacitados. La ayuda de herramientas tecnológicas le permitió al contador administrar de una manera más ágil la relación con su clientes, teniendo en cuenta que el marco del Sinceramiento Fiscal, los clientes y las consultas se multiplicaron y la estructura del estudio contable no puede tener esa misma tasa de crecimiento. Esta es una tendencia que va a seguir un aumento ya que el cruzamiento de información va a seguir expandiéndose.

El mundo del Derecho y la Justicia no se ve exento de esta necesidad de cambio y evolución. Según un sondeo sobre hábitos de lectura y de búsqueda jurídica que realizamos en 2016, donde respondieron abogados de los principales estudios del país, un 92% de los encuestados consideraba que la tecnología era una aliada para realizar pesquisa jurídica rápida y precisa. Sobre las ventajas más relevantes de consultar una plataforma de información legal digital, un 46% los profesionales consideraba que usar buscadores más simples e intuitivo facilitan la búsqueda de resultados y un 52% afirmó que la mayor ventaja era poder consultar un mismo tema más rápidamente en varias publicaciones simultáneamente y con la posibilidad de filtrar los resultados más relevantes.

Los abogados y los estudios jurídicos se encuentran hoy en ese dilema. Hay quienes quieren seguir trabajando de la manera que lo venían haciendo hasta ahora, pero a corto plazo tendrán que aceptar que la transformación digital ya ha empezado y que la tecnología está cambiando nuestra forma de trabajar.

Como ejemplo concreto de que esta transformación digital ya es una realidad, está el programa Justicia 2020, la iniciativa que presentó el Ministerio de Justicia de la Nación para modernizar el sistema judicial argentino. Se trata de un paso fundamental en el camino hacia una Justicia modernizada, ya que propone el uso del expediente digital, la despapelización y prácticas con mayor transparencia, entre otros objetivos.

La tecnología avanza a su propio ritmo modificando la vida de los profesionales, la lógica de las empresas y las organizaciones y, por supuesto, el funcionamiento de las áreas del Estado y de las profesiones más tradicionales. Está en cada profesional y organización entender que tienen que dar ese salto, aggiornarse para poder ser más eficientes, usar la tecnología para ser más estratégicos y tomar mejores decisiones.

(*) Country Manager de Thomson Reuters Argentina.