07/03/2017 Pases Bajos

Buscan poner trabas a los actos proselitistas por el referendo turco

El gobierno holandés intenta impedir que los políticos turcos celebren un acto de campaña el 11 de marzo en Rotterdam, en favor de la reforma constitucional presidencialista que impulsa Erdogan.

Las autoridades holandesas buscaban este martes una fórmula legal para impedir que los políticos turcos celebren un acto de campaña el próximo 11 de marzo en Rotterdam, en favor de la reforma constitucional presidencialista que impulsa el jefe de Estado de Ankara, Recep Tayyip Erdogan, mientras que en Alemania el gobierno federal avaló a los municipios que las prohibieron.

Mevlüt Cavusoglu
Mevlt Cavusoglu
El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Cavusoglu, tiene previsto participar en un encuentro en la ciudad portuaria de Rotterdam, en busca del apoyo de los casi 300.000 turcos con nacionalidad holandesa que tienen derecho a votar el 16 de abril en el referéndum sobre la modificación de la Constitución turca.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, calificó de "indeseable" este acto de campaña, previsto para tan solo cuatro días antes de las elecciones parlamentarias en Holanda, y advirtió que su gobierno no iba a "cooperar", informó la agencia de noticias EFE.

El ultraderechista holandés Geert Wilders, líder en las encuestas de intención de voto para los comicios parlamentarios del próximo 15 de marzo, también exigió la prohibición de la visita.

El viceprimer ministro holandés, Lodewijk Asscher, dijo que su gabinete estudia posibles medidas legales que impidan que los políticos turcos viajen a los Países Bajos para hacer campaña.

Erdogan, presidente de Turquía
Erdogan, presidente de Turqua
El coordinador nacional de la lucha contra el terrorismo, Dick Schoof, y el alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, colaboran con el Gobierno central para evitar el acto previsto para el próximo sábado.

Sin embargo, Rutte tiene pocas opciones legales contra esta visita y todo el peso queda en manos de Aboutaleb, quien puede prohibir el acto de campaña por motivos de orden público en su municipio.

No sería la primera vez que se registran enfrentamientos en este país entre turcos, kurdos, partidarios y detractores de Erdogan, como ya ocurrió durante las semanas posteriores al fallido golpe de Estado en Turquía el pasado verano.

Ante las advertencias de los políticos holandeses, el ministro Cavusoglu recordó que Holanda "no puede detenerlo" ni evitar su visita a Rotterdam.

Alemania también prohibió los mítines de funcionarios turcos

En tanto, el ministro alemán de la Cancillería, Peter Altmaier, respaldó las decisiones tomadas por varias ciudades del país que han prohibido por motivos formales y de seguridad mítines de ministros turcos.

En declaraciones a la cadena N-TV, Altmeier recalcó que en Alemania son los funcionarios quienes toman ese tipo de decisiones, que se pueden recurrir luego ante la justicia.

El último y cuarto episodio tuvo lugar ayer en Hamburgo, donde las autoridades locales prohibieron la celebración de un mitin del ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, porque el local elegido para el acto, que debía celebrarse esta tarde, no cumplía con la normativa antiincendios.

Existe la posibilidad de que el mitin se celebre en otro recinto y Çavusoglu ha asegurado que viajará a Alemania para hacer campaña a favor de la reforma constitucional que busca reforzar el poder del presidente turco, al tiempo que ha denunciado la "presión" que se está ejerciendo sobre propietarios de hoteles y salones para cancelar ese tipo de mítines.

En las últimas semanas se ha elevado la tensión diplomática entre Alemania y Turquía debido a la cancelación de estos actos de campaña y a la detención del corresponsal en Turquía del diario germano Die Welt, Deniz Yücel, pero Altmaier rechazó que el Gobierno esté dejando la política exterior en manos de las administraciones locales.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/471756